GABRIEL RODRÍGUEZ
GABRIEL RODRÍGUEZ
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

“Sin duda, Pedro Coronel es una figura de enorme relevancia en la plástica nacional e internacional aun cuando en su momento no mostrara gran adhesión al arte abstracto, y luego por realizar obra de un enorme colorido industrial, la que no se había utilizado antes, además de llevar a cabo escultura de excelsitud”.

Además, la colección de arte universal del maestro “es una de las más importantes a nivel nacional e internacional, con piezas que no pueden apreciarse en el resto del mundo, como las colecciones de Oceanía y Egipto, las dos series de los grabados de Goya, la gráfica contemporánea y el arte milenario y africano”.

Así definió Raquel Toribio Rivas, directora del Museo Pedro Coronel, parte de la trayectoria del artista plástico zacatecano, nacido en esta ciudad en 1923 y muerto en 1985.

Para ella, el fallecimiento del artista ocurre cuando aún se encontraba en una edad “de enorme productividad estética”.

Sobre la obra del artista, la directora indicó que ésta se encuentra repartida en múltiples lugares de México, además de formar parte de colecciones privadas.

De acuerdo con lo que comentó la propia Raquel Toribio, el museo que lleva el nombre del zacatecano abrió sus puertas al público en 1983, dos años antes del deceso del artista.

El recinto fue creado por diversas instancias culturales, entre cuyos impulsores destaca la presencia de don Federico Sescosse, del arquitecto Raúl Toledo Farías y de Álvaro Ortiz Pesquera, quienes estuvieron también detrás de la apertura de todos los otros museos de la ciudad.

“En ese momento (1983), parte de la colección personal de Pedro se exhibía en el Palacio de Bellas Artes en la ciudad de México, y le propusieron montarla por tres meses en este lugar, pero cuando el artista la vio montada aquí decidió que se quedara”.

Toribio Rivas expresó que Coronel no quería que en el museo que lleva su nombre se expusiera su obra, “sino únicamente su colección”.

Por otra parte, la entrevistada advirtió que Pedro Coronel, cuyo hermano Rafael reside activo en estos momentos en la ciudad de Cuernavaca, “en realidad creó poca obra plástica de gran formato”, y el museo conserva una de ellas, llamada Murmullos de jade, que el público puede apreciar en la escalinata de ingreso.

También refirió que el próximo 23 de mayo se cumple el aniversario 30 de la muerte del creador.

De manera previa, en la sala temporal del museo habrá una exposición con 30 obras, dos por cada uno de los 15 participantes que se admitirán, para rendir un homenaje luctuoso con el tema Pedro Coronel.

Se planea que la muestra sea montada durante el próximo Festival Cultural Zacatecas 2015, que dará inicio en marzo.

Por ello, la exposición tampoco podrá ser de gran formato, toda vez que las salas de exposiciones permanentes no lo permiten.


Los comentarios están cerrados.