Reforma
Reforma

Guerrero. Los restos del profesor jubilado Claudio Castillo Peña, muerto tras el desalojo de policías federales antimotines en el Bulevar de las Naciones en Acapulco, fueron trasladados a su ciudad natal.

Esta madrugada, a las 5:35 horas, la carroza fúnebre partió rumbo a la localidad de Tanganhuato, Municipio de Pungarabato, región de la Tierra Caliente del Estado de Guerrero.

Los deudos salieron acompañados de familiares y amigos, así como de un grupo de docentes de la Ceteg, para dar el último adiós a Castillo.

Pese a su condición física de no poder caminar sin un apoyo, al profesor lo recordaron como un hombre ejemplar dentro de la lucha por los derechos de los trabajadores de la educación.

En tanto, algunos cetegistas reprocharon la versión oficial de la muerte del jubilado, por aplastamiento, pues aseguran que fue sacado a golpes por gendarmes y policías federales de una camioneta en la que siempre viajaba, pues él no podía marchar.

Para hoy se espera una movilización en la que el magisterio disidente recordará a Castillo y exigirá la presentación con vida de los normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos en Iguala hace cinco meses.


Los comentarios están cerrados.