DONAJI ESPARZA
DONAJI ESPARZA

Este fin de semana, amantes de la adrenalina y el deporte extremo visitaron la tirolesa ubicada en el Cerro de La Bufa, para deslizarse a lo largo de 840 metros sobre un cable de acero y admirar la increíble vista.

De esta manera, el ecoturismo se integró a las actividades y puntos de visita que miles de turistas hicieron antes de concluir la Semana Santa.

Familias completas, parejas y grupos de amigos se aventuraron a sentir el vértigo de ser lanzados por una de las tirolesas consideradas entre las más grandes de Latinoamérica.

Visitantes de Monterrey, Querétaro, Morelia, León, Chihuahua y del Distrito Federal, entre otros, vivieron la experiencia a 85 metros de altura suspendidos en el aire y pasaron por un puente colgante para regresar.

Cada viajero fue preparado con arneses, cascos y el equipo indicado por los instructores expertos que trabajan bajo normas de seguridad para asegurar la estancia placentera de propios y extraños.

La Tirolesa 840 brinda servicio todos los días del año, de las 10 a las 18 horas y, como promoción para los turistas, este fin de semana el costo fue de 200 pesos la primera persona y 150 su acompañante.


Los comentarios están cerrados.