NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM
NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM

México.- Convencida de que la función del arte es comunicar algo, la artista plástica Ximena Alarcón (1968) reconoció hoy aquí que la escultura es un arte que se encuentra minimizado.

Entrevistada a propósito de la muestra titulada «Escultura en metal y obra sobre papel» en la Fundación Sebastian en esta capital, la creadora mexicana radicada en la ciudad de París, Francia, consideró que se trata de un arte que no todos aprecian y valoran por igual.

«El hecho de que existan esculturas en el paisaje urbano, es de celebrarse, pues no en todos lados existen; pero independientemente de la calidad en torno a la escultura, el hecho de que exista ya es una suerte.

«Pero por desgracia no todos las aprecian igual y ese es el riesgo que toma un artista con deseos. Es un arte minimizado. Puede serlo para unos y no por otros, por desgracia siempre habrá alguien que llegue y la ensucie, pero ese es el riesgo de mostrar tu trabajo, siempre habrá alguien que destruye», dijo.

Con estudios en diseño de moda y una maestría en el Instituto Marangoni de Milán, Alarcón presenta un total de 20 esculturas en las que la figura geométrica del cubo, exhibido de diferentes maneras, es el protagonista.

Se trata de pequeñas esculturas de acero elaboradas de gruesas placas en bruto, que evitan cualquier connotación preciosista, austeras obras que evocan a artistas como Jorge Oteyza, las Cubi Series de Sol Lewitt e incluso los cubos transformables del mexicano Enrique Carbajal González, mejor conocido como «Sebastian».

De acuerdo con la artista, se trata de su primera exposición en escultura, toda vez que sus anteriores trabajos están inspirados en la joyería.

«Todo partió a través de mi trabajo de joyería, trabajé mucho estas formas geométricas sobre todo el cuadrado, el círculo, pero en especial el cuadrado que es una forma con la cual comunico muy bien.

«Tras haber trabajado mucho en joyería, homenajes a artistas como Luis Barragán, tomé el cuadrado como base de trabajo y es explotable, puede ser espacio, puede ser volumen, abierto, cerrado, para mí es una manera de expresión infinita, me atora en una búsqueda espacial muy importante. Ocurre lo mismo seguramente con el círculo o el triángulo pero no son mi vocabulario, lo mío es el cubo», dijo a Notimex.

Recordó que la muestra surgió a propuesta del propio Sebastian, quien le propuso exponer en su Fundación a raíz de un encuentro que tuvo con él en 2013 en la ciudad de París donde actualmente radica.

Y es que para Alarcón, el cubo es un elemento muy intuitivo: «La escultura y joyería en mí, son muy intuitivas, son una búsqueda espacial, no sé de donde viene, solo sé que es propositiva de espacio, precisión y de estética».

«Tiene que haber estos tres elementos bien equilibrados para que una pieza esté aquí y ello lo encuentro en el cubo», refirió.

Los 20 cubos de Alarcón se acompañan de la serie «Desahuciados», integrada por ocho obras sobre papel y otras más sobre fotografía que tocan temas de su interés como el racismo, la discriminación y la migración.

«Ambas entablan un diálogo formal y propositivo, porque los cuadros pasan a expresar cosas que la escultura no me permite.

«Esta serie surge de mi experiencia en Francia, pues además de ser privilegiada, estas obras nacen de desmembrar el país en el que estoy, de una serie de experiencias, los a-priori que puede tener un país entre otro», señaló.

En cada una de las imágenes se aprecian en fragmentos, partes del cuerpo humano, en especial de las mujeres, un sector que padece los estragos de una sociedad machista y misógina y que la ven como un objeto sexual.

«Escultura en metal y obra sobre papel», de Ximena Alarcón, estará presente hasta el próximo 28 de mayo en el recinto situado en la colonia San Pedro de los Pinos.


Los comentarios están cerrados.