SAÚL ORTEGA
SAÚL ORTEGA

Ante el crecimiento desmedido de Guadalupe, su alcalde, Roberto Luévano Ruiz, creó el Instituto Municipal de Planeación (Inmplan) con el objetivo de evitar la construcción de nuevos fraccionamientos que no puedan ser dotados de servicios básicos de manera eficiente.

Explicó que la primera medida que se tomó fue la de no otorgar más licencias de edificación de zonas urbanas hasta que no se cuente con la planeación necesaria para garantizar que no afecten las finanzas del ayuntamiento.

Recordó que durante los pasados dos trienios se dieron licencias para fincar 23 nuevos fraccionamientos que llegaron hasta las comunidades Martínez Domínguez y San Ramón.

“Pero no había una planeación, entonces nos pone en desventaja porque quienes llegan a vivir ahí nos exigen servicios y no podemos ampliar nuestro personal ni presupuesto, pero de igual manera no dejamos estos lugares sin atender”, expuso el primer edil.

Asimismo, calificó de desmedido el crecimiento urbano, pues aseguró que ocasiona un gasto excesivo que “está ahogando la economía municipal”.

Ejemplificó que en sólo tres meses llegaron al fraccionamiento La Comarca 400 familias, lo que representa alrededor de mil 600 personas que demandan al ayuntamiento seguridad pública, escuelas, recolección de basura, alumbrado público, entre otros servicios.

Ante ello, Luévano Ruiz enfatizó que la administración tiene el mismo presupuesto, las mismas patrullas –con menos policías debido al proceso de depuración–, los mismos camiones de basura y las mismas escuelas porque no se previó la llegada de tantas personas a la demarcación.

Al respecto, resaltó que la primaria de San Ramón tenía una capacidad para 60 niños, “pero en el transcurso de un año aproximadamente se duplicó el número de estudiantes, saturando los salones de clase con condiciones inadecuadas”.

Por estas razones, destacó el trabajo que realizará el Inmplan, organismo autónomo que se encargará de regir el crecimiento y desarrollo urbano de Guadalupe y de generar las soluciones a la demanda de servicios.

Para finalizar, expresó que por lo anterior muchas de las colonias están llenas de baches y sostuvo que el crecimiento urbano en Guadalupe debe planearse; “la autorización para (la construcción de) nuevos fraccionamientos durante esta administración se ha frenado”.


Nuestros lectores comentan

  1. A veces me da envidia tanta ignorancia los inplanes no son para frenar el desarrollo, ni para no autorizar más fraccionamientos que cumplan con el código urbano , en ese caso mejor que regale miles de condones para que para que las familias ya no crezcan y así se le terminan todos sus problemas. Que incapacidad pero es del PRI y siguen chingando PENDEJOS

  2. Un instituto más o sea mas burocracia, si dice que no hay dinero por que crear más áreas dentro de administración municipal, no sería mejor que con la gente que tiene se ponga a trabajar, que hagan un programa de ordenamiento territorial que sea la base del desarrollo del Municipio y adelante.