KALEYDOSCOPIO.MX
KALEYDOSCOPIO.MX

La tala clandestina en el Estado de México es un problema grave, por ello varias dependencias federales y estatales han puesto el dedo en el problema. Las cinco zonas boscosas más afectadas por la tala de árboles son Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca, Cuenca Hidrológica Valle de Bravo-Amanalco, corredor biológico Chichinautzin-La Marquesa, Iztaccíhuatl-Popocatépetl y Nevado de Toluca.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) indicó que como parte de los 38 compromisos establecidos como parte del Convenio para la Asunción de Funciones en Materia de Inspección y Vigilancia Forestal del Estado de México, PROFEPA–PROBOSQUE 2013-2017, se realizaron 4,173 acciones de combate de tala clandestina en las cinco zonas críticas prioritarias del Edomex.

Datos de la Procuraduría señalan que disminuyó y se frenó la tala clandestina en la zona núcleo y de amortiguamiento de la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca. Además, se desmantelaron aserraderos clandestinos y se reforestaron 93 hectáreas impactadas por tala e incendios.

La dependencia informó que a través de la Semarnat se autorizaron apoyos para empleo temporal para los comuneros y ejidatarios, quienes integraron comités de vigilancia de los bosques. Anunció que en breve se instalará una subdelegación en Valle de Bravo para seguir cuidando la zona forestal.

Agregó que por instrucciones del Ejecutivo Federal se refuerza a la Comisión Nacional Forestal (Conafor) y a la Profepa para que a través del pago de servicios ambientales se permita a las personas cuidar los bosques, y a la par se sancione a quienes los dañen.


Los comentarios están cerrados.