REFORMA
REFORMA

México.- En la Asamblea Legislativa, los diputados asignaron mil 75 millones de pesos del dinero de los mexicanos a dependencias del Gobierno del DF que, a la fecha, no se sabe en qué se gastan.

Dichos recursos forman parte de la tajada presupuestal que se decidió en diciembre del año pasado para que cada uno de los 66 legisladores eligiera, en este año electoral, las obras y acciones de su preferencia.

La partida forma parte del Presupuesto de Egresos del DF y el compromiso fue que en el primer trimestre de este año quedara definido en qué proyectos se emplearían.

Sin embargo, el Informe de Avance Trimestral Enero-Marzo 2015, publicado por la Secretaría de Finanzas, refiere cuánto dinero se asignó a diversas dependencias, pero no en qué acciones.

Por ejemplo, a la Secretaría de Desarrollo Social le dieron 313.6 millones de pesos extras, según reporta en el inciso III.6, pero en el rubro «Acción o Proyecto» refiere que «al periodo no se han definido los proyectos».

En la misma circunstancia se encuentra la Secretaría de Finanzas con 229.3 millones de pesos, el Instituto de Vivienda con 116 millones y la Secretaría de Educación con 13.8.

A la propia Asamblea se canalizaron 396.4 millones; al Instituto Local de Infraestructura Educativa, 4.3 millones, y a la Auditoría Superior de la Ciudad de México, 2 millones.

Marco Cancino, director general de la organización Inteligencia Pública, explicó que los diputados no pueden asignar de manera directa recursos a dependencias, distritos electorales o colonias específicas.

«Esa una invasión de facultades, por lo tanto la Contraloría Interna y la instancia de fiscalización con el que cuenta la Asamblea debería generar una observación al respecto porque no está dentro de sus atribuciones», indicó.

Cuando se distribuyen recursos de esta manera, agregó, lo ideal sería elaborar un plan de trabajo anual y, a partir de ello, desarrollar un presupuesto que se apruebe un año antes de que se vaya a gastar.

«Pero eso no sucede. Se asignan partidas con criterios discrecionales. Lo que estamos viendo es que esos recursos pueden estar usándose para cualquier cosa, incluyendo temas personales, movilización en época electoral, pagos oscuros a todo tipo de asesor o no asesor, aviadores, casas, autos

«Nunca sabremos en qué se los están gastando», advirtió.


Los comentarios están cerrados.