REFORMA
REFORMA

México.- En México no existen condiciones para una crisis económica, a pesar de los riesgos externos y el bajo crecimiento, afirmó BBVA Bancomer.

En conferencia de prensa, Carlos Serrano, economista en jefe del banco, afirmó que las finanzas públicas y la solidez macroeconómica del País limitan considerablemente la ocurrencia de crisis económicas como las que ocurrían en décadas pasadas.

“No vemos un escenario de crisis, no vemos condiciones de crisis en México en el horizonte.

“En un escenario poco favorable vemos a México creciendo a tasas similares a las de ahora, entre 2 y 3 por ciento, pero no cayendo en una crisis económica”, aseveró.

Serrano abundó que las reformas estructurales darían un impulso importante para el mediano plazo y actualmente la disciplina fiscal y otras fortalezas financieras mantienen a México en una posición estable.

A pesar de descartar escenarios de crisis, el País seguirá con crecimientos económicos bajos, pues para este año el banco estima un avance de 2.5 por ciento del PIB y para 2016 de 2.7 por ciento.

Mayores caídas en el precio y la producción petrolera y la lentitud en la ejecución de programas de inversión son elementos de riesgo importantes que podrían generar un ajuste adicional a la baja en las expectativas de crecimiento del banco.

El economista de BBVA Bancomer explicó que el mal primer trimestre en la economía marcó el resto del año, pues motores de antaño, como el crecimiento de EU y el gasto público no han repercutido significativamente.

Además, Serrano explicó que para la segunda mitad del año el gasto público será incluso menor, ya que el Gobierno federal debe cumplir con el recorte anunciado a principio de año.

“El Gobierno debe cumplir con un recorte de 0.7 por ciento del PIB y viendo los datos observamos que hubo sobre ejercicio en la primera mitad del año, por eso esperamos que el recorte estará más cargado en el segundo semestre”, detalló.

Por otro lado, señaló que de materializarse los incentivos fiscales que discute la Secretaría de Hacienda con el sector privado serían un elemento muy positivo para la inversión y por lo tanto, para el crecimiento.

Asimismo, Serrano aplaudió la reingeniería del gasto público anunciada para 2016, pues es un ejercicio positivo de evaluación de la efectividad del uso de los recursos del País y debería realizarse cada año.


Los comentarios están cerrados.