NOTIMEX/NTRZACATECAS.COM
NOTIMEX/NTRZACATECAS.COM

Abuja.- Una bomba estalló cerca de la Alta Corte Federal de Nigeria, en la ciudad de Port Harcourt, en la región del Delta, horas después de que el Ejército confirmó el arresto del presunto cerebro de los recientes atentados en Jos y Zaira.

Nyesom Wike, gobernador del sureño estado nigeriano de Rivers, del que Port Harcourt es capital, informó en un mensaje a través de las redes sociales sobre la explosión, que afortunadamente no cobró víctimas fatales, ni heridos.

La explosión se produjo cuando el Tribunal estaba a punto de pronunciarse sobre si los resultados de las elecciones celebrada a principios del año era válidas para ciertos funcionarios del gobierno local, según reporte de la edición electrónica del diario This Day.

«Creo que ellos estaban tratando de alterar el resultado … El alto Tribunal decidió que la elección era ilegal», destacó Wike en su breve mensaje, sin dar mayores detalles

La explosión se registró horas después de que el Ejército de Nigeria informó la detención de terrorista, quien es sospechoso de planear los atentados de días pasado en la ciudad central de Jos y la norteña ciudad de Zaria, que provocaron la muerte de más de 70 personas.

A través de la cuenta oficial de Twitter, las Fuerzas Armadas indicaron que el sospechoso fue detenido la víspera en un retén del norteoriental estado de Gombe, durante un operativo conjunto entre el Ejército y elementos de Policía Judicial.

Las tropas han detenido a un autor intelectual del atentado Jos y Zaria”. subrayó el mensaje, tras señalar que el sospechoso, cuya identidad no ha sido revelada, fue detenido junto con otras dos personas, aunque se desconoce la relación que tienen con el detenido.

Al menos 25 personas murieron y otras 32 resultaron heridas el lunes pasado por un atentado explosivo contra la sede del gobierno en la ciudad de Zaria, horas después de que dos atentados en Jos provocaron la muerte de 45 personas y lesiones a otras 47.

En Jos, la primera bomba estalló en un restaurante, ubicado frente al campus de la Universidad de Bauchi, mientras que la segunda se registró unos 15 minutos después en una mezquita, donde se reunían decenas de fieles.

Los atentados fueron atribuidos por las autoridades locales a militantes del grupo islamista Boko Haram, que ha aterrorizado el norte de Nigeria desde 2009, perpetrando ataques contra la policía, escuelas, iglesias y civiles, además de bombardear edificios públicos y secuestrar a civiles.

El grupo islamista ha incrementado sus ataques en la región desde que el presidente Muhammudu Buhari asumió su cargo en mayo pasado, con la promesa de combatir el terrorismo en Nigeria y acabar con Boko Haram (la educación occidental es un pecado, en lengua husa).

Se calcula que más de 17 mil personas, la mayoría civiles, han muerto a consecuencia de la violenta lucha del grupo extremista para tratar de establecer un estado islamista en el norte de Nigeria e imponer la Sharia (ley islámica).


Los comentarios están cerrados.