JOAQUÍN GONZÁLEZ
JOAQUÍN GONZÁLEZ

Aunque Gordon Moore no publicó una “ley” precisamente, su artículo de 1965 ha sido asombrosamente certero al predecir el crecimiento de la potencia de cómputo de los circuitos integrados.

Derivado de dicha publicación, surgió la famosa ley de Moore que sostiene que de 18 a 24 meses la potencia de los procesadores aumenta al doble.

Sin embargo, en años recientes se especuló con el fin de la validez de dicha ley por la dificultad de fabricar transistores de menor tamaño.

El procesador de tu computadora o dispositivo móvil está compuesto de millones de transistores y gracias a los avances en las tecnologías de fabricación es posible incluir muchos más en el mismo espacio.

El último hito en la fabricación de chips llega de manos de IBM y su tecnología de 7 manómetros.

¿Qué significa esto?

Veamos a cada transistor como una serie de conductos por donde pasan los electrones, estos canales ahora tienen un ancho de sólo 7 nanómetros, es decir, 14 mil veces más delgados que un cabello humano.

Con esta tecnología IBM será capaz de fabricar procesadores de más de 20 mil millones de transistores, aunque no los comercializará pronto, ya que deben pasar por un proceso severo de control de calidad y podría tomar alrededor de 2 años para verlos en funcionamiento en nuevos dispositivos.

Gordon Moore sigue teniendo la razón aunque no sabemos por cuánto tiempo más.


Nuestros lectores comentan