ABIGAIL SALINAS | NTRZACATECAS.COM
ABIGAIL SALINAS | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- Federico Carlos López Reveles, director de la Escuela Estatal de Conservación y Restauración de Zacatecas, aseveró que si no se le da mantenimiento a los edificios históricos dañados por humedad, a largo plazo, se caerán.

Enfatizó que las filtraciones de agua y la presencia de moho y musgo sí se consideran afectaciones en los inmuebles, además, destacó que éstas no se presentan sólo en construcciones antiguas, sino también en las nuevas.

MOHO (11)

“A corto plazo, los principales daños son visibles en las azoteas, los muros, con el desprendimiento de pintura, aplanados o enjarres, y ante la presencia de moho y musco, sobre todo en los espacios cercanos a patios o árboles”, expuso.

López Reveles explicó que, luego de tres o cinco años, la humedad en los edificios se trasmina a las vigas, ya sean de maderas o metálicas, y que finalmente cederán, junto con toda la estructura del inmueble.

Explicó que los edificios históricos de Zacatecas son atendidos por instancias como la Secretaría de Infraestructura (Sinfra) y la Junta de Protección y Conservación de Monumentos y Zonas Típicas del Estado, sin embargo, destacó, estas instancias no pueden intervenir a la vez porque los presupuestos con los que cuentan ya están etiquetados.

MOHO (34)

Aunque dijo desconocer cuánto dinero se necesita para la rehabilitación de los inmuebles, aseguró que en el caso de los que presentan humedades en las azoteas el procedimiento es muy sencillo, pues sólo se deben retirar los impermeabilizantes anteriores y colocar uno nuevo compatible con el sistema constructivo, dependiendo de la antigüedad del edificio.

“Soy de la idea de que si la humedad es grande se debería realizar un trabajo inmediato, porque se debe detener esa filtración”, concluyó.

 

TE RECOMENDAMOS:

Humedad invade edificios históricos

Minimiza INAH daños en edificios por humedad


Los comentarios están cerrados.