MAGALY ZEPEDA | NTRZACATECAS.COM
MAGALY ZEPEDA | NTRZACATECAS.COM

Fresnillo.- A pesar de que el peyote es considerado como un alucinógeno, para las etnias indígenas esta cactácea simboliza la base de sus creencias e incluso es sagrado por el uso que se le da durante los rituales y ceremonias que llevan a cabo.

Lo anterior debido a que Marcial Hernández González, presidente de la Etnia Huichol, dio a conocer que el híkuri –como llaman al peyote– es el comienzo de todas sus creencias pues sirve para sanar el cuerpo y el alma, razón por la que no es fácil gozar de este privilegio.

“No es nada más ir y cortarlo, comer híkuri tiene sus reglas y conlleva todo un ritual que comienza desde junio; si se hace completo el camino, en agosto debes buscar un venado y si logras cazarlo haces ofrendas a los cinco elementos durante la ceremonia para poder intercambiarlos por el peyote”, argumentó.

Para tener la oportunidad de conocer el peyote se debe realizar todo un recorrido a pie que comienza en el mar ubicado en San Blas, de allí se trasladan a Santa Catarina –un lugar sagrado para los huicholes– para después pasar por San Rafael, Jerez, Zacatecas y finalmente Santa Margarita, donde tienen que subir al cerro en busca del peyote.

Para poder entrar a este lugar sagrado deben dejar todos sus problemas y llevar a cabo una ceremonia en la que hacen ofrendas como cuadros, flechas, jícaras, velas y el venado cazado a los elementos de la naturaleza con el fin de que no se presenten enfermedades y así gozar de lluvias y de los frutos que la Tierra ofrece.

“El híkuri nos sirve cuando estamos perdidos y no sabemos qué hacer, pues al llegar hablamos con él y le pedimos que nos sane, lo comemos con amor convencidos de que lo queremos hacer y es una curación, pues platicamos con el Sol, la Naturaleza, los Elementos y nuestros dioses, es como ver una película en la que nos dicen lo que hemos hecho, cómo va a ser nuestro camino y la suerte que nos depara”.

A pesar de ser un elemento sagrado que tanto niños como adultos pueden consumir, para realizar el recorrido completo deben ser personas con responsabilidades; sin embargo, aseveró que no todos tienen la misma suerte para contactar con los dioses.


Los comentarios están cerrados.