NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM
NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM

México.- El neurólogo austriaco Sigmund Freud, mejor conocido como el Padre del psicoanálisis, es considerado uno de los intelectuales más destacados del siglo XX.

La vida y obra del célebre médico, quien revolucionó la psicología con sus conceptos “complejo de Edipo” y “sexualidad infantil”, sigue causando interés en escritores como la francesa Elisabeth Roudinesco, quien recientemente publicó «Freud en su tiempo y en el nuestro».

Sigmund_Freud_LIFEEn el seno de una familia judía, el 6 de mayo de 1856, nació Sigmund Freud, en Freiberg, actual Príbor, República Checa, donde pasó sus primeros años de vida, hasta que cumplió tres años y tuvo que huir con su familia de los disturbios antisemitas a Leipzig, lugar en el que permanecieron poco tiempo, pues luego se instalaron de manera definitiva en Viena, Austria.

Atraído por la justicia, el joven Sigmund pensó en estudiar Derecho, no obstante, optó por Medicina, carrera que cursó en la Universidad de Viena a partir de 1873, señala su biografía publicada en el portal del Internet “epdlp.com”.

Luego de especializarse en neuropatología, concretamente en la parálisis infantil y en los problemas del lenguaje como la afasia, montó su consultorio, donde trató a pacientes con histeria, una reacción neurótica en la cual los conflictos emocionales son convertidos en síntomas físicos como parálisis y sordera.

Posteriormente conoció al neurólogo francés Jean-Martin Charcot (1825-1893), de quien aprendió hipnosis, gracias a una beca que le permitió estudiar en París, Francia.

En esos años, de acuerdo con los datos de Freud publicados en el sitio web “psicoactiva.com”, el neurólogo se dedicó a aplicar la hipnosis, pero al poco tiempo descubrió que la cura sólo era temporal, razón por la que incentivo su búsqueda, misma que lo llevó a descubrir el reino inconsciente de la vida psíquica.

Dicha exploración dio origen a un método terapéutico y una teoría de la personalidad, a la que Freud llamó psicoanálisis y la cual aplicó junto con su amigo y colega Josef Breuer (1842-1925), con quien descubrió que detrás de cada problema psicológico existe también otro problema sexual.

En 1896, luego de romper su relación con Breuer, quien robó algunos de sus conceptos, Freud empezó a transformar la metodología terapéutica que aquél había calificado de “catarsis”, basada en la hipnosis, en lo que él mismo denominó el método de “libre asociación”.

En los siguientes años víctima del desprecio de los demás médicos trabajó sólo, desarrolló los conceptos psicoanalíticos de “inconsciente”, “represión” y “transferencia”, y en 1899, publicó su obra “La interpretación de los sueños”.

De acuerdo con su perfil disponible en el sitio web “biografiasyvidas.com”, en la siguiente década Freud comenzó a ganar seguidores, mismos que se reunían en su casa para debatir sobre el psicoanálisis; un grupo que fue ampliado y cambió, incluso, varias veces de composición, consolidándose así una sociedad, que en 1908, celebró en Salzburgo el Primer Congreso Psicoanalítico.

En el siguiente periodo, el destacado psicoanalista viajó a Estados Unidos, donde dictó una serie de conferencias, en 1910 fundó en Nuremberg la Sociedad Internacional de Psicoanálisis y publicó “Introducción al psicoanálisis”.

Tiempo después, en 1923, le fue diagnosticado cáncer de mandíbula por lo que se sometió a una serie de intervenciones, esto a raíz de su adicción a los puros.

No obstante su estado, Freud siguió con sus contribuciones al escribir “El porvenir de una ilusión” (1927), “El malestar en la cultura” (1930) y “Moisés y el monoteísmo” (1939).

La vida del destacado psicoanalista Sigmund Freud llegó a su fin el 23 de septiembre de 1939, a los 83 años de edad en Londres, Inglaterra.

 

 


Los comentarios están cerrados.