REFORMA
REFORMA

México.- ¡Jaque mate! El ajedrez no sólo divierte a los niños: también los ayuda a desarrollar habilidades y destrezas.

Con este juego, los pequeños mejoran en liderazgo, estrategia, memoria, concentración, comprensión y asimilación del conocimiento, explica Hiquíngari Carranza, presidente de la Fundación Kasparov de Ajedrez para Iberoamérica.

1004674084También logran un mayor autocontrol de sus emociones, añade Eduardo Calixto, jefe del Laboratorio de Neurobiología del Instituto Nacional de Psiquiatría.

Cuando un ajedrecista está en acción, se echan a andar áreas del cerebro que tienen que ver con los procesos de toma de decisiones intelectuales y emocionales, la creación de estrategias de tiempo y espacio y la memoria, detalla el neurólogo.

Por todo esto, propone Carranza, debería incluirse en las escuelas una materia de enseñanza del ajedrez.

«No todo es poner y hacer a montón. Primero tienes que pensar qué es lo que te puede pasar», comparte Isaac, de 8 años, quien acude los sábados a los talleres de ajedrez que se imparten en el Parque España.


Los comentarios están cerrados.