NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM
NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM

México.- La educación es la clave para garantizar el pleno respeto a los derechos de las personas pero al mismo tiempo y en igual medida el cumplimiento de sus obligaciones, aseguró el ombudsman Luis Raúl González Pérez.

Durante la firma de la renovación de un convenio de colaboración con el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (SNTE), el presidente de la CNDH destacó la importancia de fortalecer la educación.

Como nación buscamos una condición plena donde las personas exijan y demanden sus derechos, pero asuman sus obligaciones con la misma fuerza, como premisa para el bien común y la prosperidad general, expuso el titular Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Escuelas-de-tiempo-completoAcompañado por el presidente del Consejo General Sindical del SNTE, Juan Díaz de la Torre, enfatizó que la educación efectiva, la generación de una cultura que valore la aplicación de la ley y la justicia nos colocan en la ruta de la paz.

Para evitar las violaciones a los derechos humanos, la prevención es la mejor herramienta y dentro de ella, la educación es el mejor mecanismo, insistió.

“Ninguna reparación del daño a las víctimas o castigo a los responsables será equivalente a que el hecho violatorio simplemente no se hubiese producido. No debemos esperar a que los derechos fundamentales se violen para reclamar su vigencia”, advirtió.

En ese sentido, la educación en derechos humanos se acerca al ideal del Artículo 3 constitucional, en el cual la democracia debe ser más que una estructura jurídica o un régimen político, un sistema de vida fundado en el mejoramiento de la calidad de vida de las personas.

La educación “es la mejor vacuna contra la impunidad y el abuso de poder” y por ello el magisterio constituye un puente de formación de conciencia y vigilante de los derechos humanos, aseveró.

El presidente del Consejo General del sindicato magisterial señaló que la renovación de este convenio permite el cumplimiento de cuatro ejes.

Ello son: impulsar el cumplimiento del artículo tercero constitucional, afianzar la cultura de los derechos humanos, arraigar los valores de colaboración y llevar a las escuelas públicas la difusión de los derechos fundamentales, precisó Juan Díaz de la Torre.

Tras destacar que los principios que enarbola el sindicato están indisolublemente ligados a la defensa de los derechos humanos, reconoció que a lo largo de sus 25 años de existencia la CNDH se ha consolidado como una institución que contribuye al avance de la democracia en el país.


Los comentarios están cerrados.