REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

México.- El peso se apreció por segunda ocasión en la semana en ventanillas de bancos frente a subsidios al desempleo a la baja y cifras negativas en el sector fabril regional en Estados Unidos. Dólar

Ante esto, el tipo de cambio libre se compró a 16.08 pesos y se vendió a 16.68, ocho centavos menos que ayer, un valor que no se observaba desde el 13 de agosto pasado, cuando terminó en ese precio en las sucursales del banco Banamex.

En las transacciones interbancarias, la moneda nacional ganó 17.45 centavos, al venderse el dólar de Estados Unidos a 16.3690 pesos, la menor cotización en más de dos meses -al tomar en cuenta que el 12 de agosto de 2015 se vendió a 16.3050-, ante cifras económicas diferenciadas con origen en la economía estadounidense y expectativas de mayores apoyos a la actividad económica de China.

Al 10 de octubre, el número de solicitudes de apoyo al desempleo cayó en 7 mil en EU, a 255 mil peticiones, con lo que la cifra se colocó por debajo del promedio móvil de cuatro semanas de 265 mil, el menor nivel para este indicador desde el 15 de diciembre de 1973, según información del Departamento del Trabajo.

Y la manufactura de la región de Nueva York en octubre de 2015 colocó su indicador en menos de 11.36 puntos, un resultado que revela un mayor deterioro de lo esperado por el mercado, pues el consenso estimó una variación negativa de 8.00 puntos.

La fuerte reducción que ha presentado este indicador en los últimos tres meses refleja la fuerte apreciación de la divisa estadounidense, lo cual ha causado que las exportaciones de ese país, y en particular las manufactureras, pierdan competitividad, explicó Alejandro Cervantes, especialista de Banorte-IXE.

Algo parecido se dio en la zona de Filadelfia, donde el indicador que hace alusión al panorama de los negocios fue de menos 4.5 contra menos 2.0 previsto por el consenso de Bloomberg.

Los precios al consumidor, en Estados Unidos, se redujeron 0.2 por ciento en septiembre y esto llevó a la inflación general a una variación anual de 0.0 por ciento, en tanto, la subyacente, que elimina precios de energéticos y alimentos, llegó a 1.9 por ciento anual.


Los comentarios están cerrados.