Enrique Laviada
Enrique Laviada

 

Al ser consultados los diputados federales por Zacatecas (Escobedo, Guerrero, Anaya y Medrano)sobre sus preferencias (no se asuste) en materia de sucesión gubernamental, mostraron mucho mayor oficio que sus colegas locales (no es ironía) y reservaron para mejores tiempos su opinión al respecto.

Vaya, ni con tirabuzón accedieron a entregarnos unas palabras o al menos meros conceptos o elementales ideas (¿?) acerca del cambio de gobierno en la entidad, y entiendo que en unos casos se debe a que no las tienen, pero en otros se trata de su tacañería ideológicao la cautela que en estos tiempos encuentra motivos para expresarse plenamente.

Como bien se sabe, los cuatro legisladores son políticos que se cuecen al tercer o cuarto hervor y, por tanto, no sueltan sabor ni sudan ni se acongojan con las preguntas de la prensay nomás fingen demencia estatutaria y apego a los tiempos electorales y a las normas establecidas para el efecto y un consabido etcétera.

Ahí van.

……………………………

Me desespera que no hablen, justo en el momento en el que los presuntos candidatos esperan exactamente lo contrario, es decir, expresiones de apoyo y ánimo para sus deslucidas intenciones de llegar al cargo o lo que se le parezca.

Pongo como ejemplo la felicidad que le causó al tal Alejandro Tello que una parte considerable de los diputados locales le haya manifestado su respaldo y que ello motivara que diera el “Me gusta” a la información al respecto que circuló en las redes sociales, entre visiblemente entusiasmado y feliz (pero no obsesionado) y con el deliberado propósito de que conste para los efectos.

Mientras tanto, el heredero de los Bonilla ponía cara de circunspecto y seguía dedicado a cumplir las tareas que el “señor gobernador” le ha encomendado, antes de que se vea arrinconado y acepte la candidatura del PRI, pero a la presidencia municipal de Fresnillo, y así comiencen los juegos del hambre de poder.

Por su parte, el joven alcalde de la capital, un tal CarlosPeña, no pudo ocultar su beneplácito por aparecer justo donde quiere, esto es en la sucesión de su amigo y presunto jefe, claro, luego de que la venia (ahora que se pone de moda) de su anterior jefe (don Pepe Bonilla) lo permite y si todo lo demás falla y es preciso defender el pundonor de los priístas o lo que sea que eso signifique.

Ahí van.

……………………………………..

Al último, pero no por ello menos significativo, tenemos la carta que el tal Pedro de León envía a sus estimados amigos y colegas y compañeros de partido y todo eso que se estila mencionar en estos casos, para pedirles que por lo menos conozcan sus propuestas, antes de desecharlas o considerarlas inoportunas o molestas.

En pocas palabras y bien puestas las banderillas, les dijo ignorantes y adelantados y poco cuidadosos de las formas y lo que resulte, sin remedio aparente, por la sencilla razón de que no tienen perdón de Dios, tal y como se los restregó la oposición.

Y todo no sin advertir que podría resultar inútil semejante procedimiento y que el gobernador Alonso se encontrase feliz de contar en torno suyo con un bendito desmadre, que alguien (no se sabe con certeza quién) resolverá y punto.

Ahí van.

…………………..

Acertijo

Al cuarto para las doce.


Nuestros lectores comentan

  1. árbol que nace corrupto, nunca se endereza es lo que pasa con los partidos políticos. VOTA INDEPENDIENTE.