NOTIMEX/NTRZACATECAS.COM
NOTIMEX/NTRZACATECAS.COM

México.- Gerardo Ortiz cumplió tres de sus máximos sueños: llegar al Auditorio Nacional, ofrecer un colorido espectáculo musical y triunfar como los grandes.

Y así fue, el joven intérprete originario de Pasadena, California, llegó por primera vez al Coloso de Reforma para ofrecer un show de casi tres horas, en las que complació a casi 10 mil fanáticos que lo esperaban ansiosos.

Pasadas las 20:00 horas, Gerardo Ortiz apareció vestido con saco y pantalón oscuro, con su inseparable sombrero y acompañado de su banda y una enorme orquesta sinfónica para darle más realce a sus interpretaciones.

Desde ese momento, el cantautor inició un recorrido musical con sus más grandes éxitos, como “Dámaso”, “Te soñé”, “Perdóname”, tema que el público lo acompañó a cantar y que hizo vibrar el inmueble.

Además de “Mañana voy a conquistarla”, “Por qué terminamos” y “Fuiste mía”, entre muchos más.

Mientras cantaba, Ortiz caminó siempre de un lado a otro del escenario, saludando y agradeciendo las muestras de cariño de sus fans, quienes le hacían llegar muñecos de peluches, pancartas, flores, fotos y todo tipo de obsequios que él recibía con emoción.

En su espectáculo, el joven cantautor incluyó en su repertorio los corridos “perrones” o pesados que lo dieron a conocer en 2010 con el álbum “Ni hoy ni mañana” y, con este tipo de canciones que tanta polémica han generado en el país, complació a su “plebada” durante la mayor parte del concierto.

Cerca de las 21:40, Gerardo salió del escenario para cambiarse de ropa y apareció ahora vestido con un saco en color blanco y, acompañado de su hermano Kevin, interpretó el tema “Tal como eres”, una de las canciones más ovacionadas de la noche.

Gerardo OrtizEl intérprete prendió de nuevo al público con sus corridos alterados, al grado que algunos de sus seguidores, ubicados en la parte de abajo del Auditorio, armaron una pequeña batalla campal y fueron retirados de la sala en medio de una fuerte rechifla.

Los minutos pasaron y el cantautor del regional mexicano continúo con su repertorio musical y hasta se dio el lujo de cantar un par de temas rancheros, mientras la gente de pie coreaba todos sus éxitos.

Finalmente, pasadas las once de la noche, el show llegó a su fin y Gerardo Ortiz se mostró satisfecho con este espectáculo que incluyó cerca de 50 canciones.


Los comentarios están cerrados.