NOTIMEX/NTRZACATECAS.COM
NOTIMEX/NTRZACATECAS.COM

Washington.- La Patrulla Fronteriza (PF) de Estados Unidos detuvo durante el año fiscal 2015 a 337 mil 117 indocumentados, un 30 por ciento menos respecto a 2014 y una baja de 80 por ciento frente a la cifra registrada en el año fiscal 2000, revelaron cifras oficiales.

En el caso de los indocumentados mexicanos, las detenciones por parte de la PF fueron de 188 mil 122 personas en 2015, una reducción de 18 por ciento comparado con el año fiscal 2014, según un nuevo informe del Departamento de Seguridad Interna (DHS).

“Esta reducción muestra que las inversiones que hemos hecho en seguridad fronteriza están siendo efectivas y que tenemos menos intentos de cruzar ilegalmente”, dijo una funcionaria estadunidense del DHS.

Se trata de la cifra de detecciones fronterizas más baja desde 1972 y refleja un claro contraste con la cifra de 1.6 millones de arrestos en 2000.

Las detenciones de inmigrantes indocumentados centroamericanos cayeron en un 68 por ciento, incluidas 57 mil 160 de Guatemala, 43 mil 564 de El Salvador y 33 mil 848 de Honduras, de acuerdo con las estadísticas.

Si se combinan las detenciones fronterizas con los arrestos en el interior del país, la cifra conjunta asciende a 406 mil 595 personas.

Más de ocho mil de las personas arrestadas habían cometido “crímenes serios”; otras 11 mil fueron identificadas como “viajeros de alto riesgo” inadmisibles en Estados Unidos.

indocumentadosLa Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) decomisó además 3.2 millones de libras (mil 472 kilogramos) de drogas.

La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) deportó a 235 mil 413 personas en el año fiscal 2015 –que va del 1 de octubre de 2014 al 30 de septiembre de 2015-. La mayor parte de las repatriaciones, 146 mil 133, correspondieron a inmigrantes mexicanos.

Del total de repatriaciones, 165 mil 935 personas fueron detenidas al momento o poco después de entrar de manera irregular a Estados Unidos. Las 69 mil 478 restantes ocurrieron en el interior del país y la gran mayoría fueron criminales convictos.

El secretario de Seguridad Interna, Jeh Johnson, sostuvo que las repatriaciones reflejan la prioridad del DHS de enfocarse en personas que con una amenaza a la seguridad pública, a la seguridad fronteriza y a la seguridad nacional.

Consideró que la caída en el número de deportaciones fue empujada por el “dramático decremento” de aprehensiones en la frontera en el año fiscal 2015, el segundo más bajo en más de 40 años.

Por segundo año consecutivo el DHS divulgó las cifras de detenciones y deportaciones tanto de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) como de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).

Johnson anunció que en 2016, el DHS redoblará sus esfuerzos de seguridad fronteriza para lidiar con los mayores factores que impulsan la inmigración indocumentada a Estados Unidos, en especial desde América Central.


Los comentarios están cerrados.