GUILLERMINA MIRANDA | NTRZACATECAS.COM
GUILLERMINA MIRANDA | NTRZACATECAS.COM

Jerez.- Burritos La Palma se ha consolidado como un negocio de comida de los más exitosos dentro y fuera de Jerez, pues ha hecho de sus platillos y alimentos un ícono en la gastronomía local.

BURRITOS (3)

Jesús Bañuelos Graciano es el iniciador de este proyecto que empezó con una pequeña fábrica de tortillas de harina el 17 de marzo de 1980 y mientras se preparaba el desayuno del personal, los clientes pedían que se les vendiera un burro del guisado de los trabajadores.

“Al principio les regalábamos el burrito”, dijo el propietario de La Palma quien detalló que poco tiempo después se empezaron a vender los burros cuyo contenido era solamente la salsa de tomate que preparaba.

Los principales compradores eran estudiantes y pronto alcanzó grandes niveles de ventas.

Tras la demanda, J.Jesús Bañuelos empezó a aprovechar la experiencia que adquirió en Estados Unidos en el ramo de preparación de alimentos y con algunas innovaciones a los platillos, logró la receta de la birria que actualmente es la base de su negocio.

Por la cercanía con algunas escuelas, en esa época se llevaban charolas con hasta 300 burros a vender ahí y fue así como el producto se recomendó solo, poco a poco.

Con una evidente nostalgia, el creador de Burritos La Palma reconoció que nunca imaginó el éxito y prestigio del que goza en la actualidad; sin embargo, afirmó que el amor por su trabajo ha sido uno de los motivos por los que ha logrado el crecimiento.

Tras varios años en el mercado, surgió la idea de incursionar en un nuevo platillo que ofreciera algo más que los burros y fue así como se creó el “platillo especial”, que se compone de dos burritos de birria bañados en salsa especial elaborada a base de varios tipos de chile, cubiertos con queso gratinado, acompañados de frijoles refritos, totopos y ensalada; el platillo, de inmediato fue aceptado por los clientes.

Actualmente, la empresa se ha extendido hasta El Monte, California, además de las cuatro sucursales ubicadas en la capital del Estado y cinco negocios más en distintos puntos de Jerez, y todos son atendidos por algún integrante de la familia Bañuelos Lugo.

Según lo estimó el propietario, en su empresa se generan alrededor de 50 empleos directos en los diferentes establecimientos sin contar el de Estados Unidos y aunque no hay algún estimado de la cantidad de burros que se elaboran por día, podría considerarse que son varios miles de ellos.

Al ser cuestionado sobre esta empresa jerezana, el presidente del Comité Local Pueblos Mágicos, Pablo Torres Corpus, afirmó que es el nuevo representante de la comida contemporánea jerezana pues además de elaborarse con productos de la localidad, un segmento muy importante de la población y de los visitantes, lo buscan.

“Hoy forma parte de la identidad gastronómica del Municipio”, destacó.

 


Nuestros lectores comentan

  1. pues yo no e tenido el gusto de disfrutar los Burritos la palma pero espero y Pronto balla a jerez a disfrutar de ese platllio

  2. Jose Lopez De Santiago

    Gracias por el buen servicio y calidad, muy ricos y llenadores; de pasada: para llevar o comer ahi mismo. En Jerez y en El Monte. Saludos a la Familia Banuelos en especial al Profe Ramon.