REFORMA
REFORMA

México.- Tomar un medicamento del cajón o preguntarle a algún familiar qué pastilla podemos comprar para curar algún síntoma es una práctica común en México, de acuerdo con una encuesta realizada por el Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México.

MedicamentoLa encuesta telefónica fue aplicada a 468 mexicanos entre 12 y 66 años, en noviembre y diciembre del 2015.

El 74 por ciento de los encuestados reportó que alguna vez ha tomado algún fármaco o remedio casero para curar una enfermedad, sin que el médico se lo recete.

Cuando las personas presentan algún síntoma, sólo el 45 por ciento acude al médico. El 17 por ciento suele preguntar a alguien qué se puede tomar, el 13 por ciento consume una medicina que ya tenía y el 5 por ciento opta por un remedio casero.

Las personas a quienes normalmente se pide consejo para elegir un medicamento que cure los síntomas son los padres (34 por ciento de los encuestados recurren a ellos), aunque el 33 por ciento reportó que él mismo decide qué tomar sin preguntarle a nadie.

En cuanto a los síntomas o padecimientos más comunes que las personas suelen atender automedicándose se encuentra la gripa, el dolor de cabeza o de estómago, la diarrea, la fiebre, el vómito y las náuseas.

Por otro lado, los fármacos más consumidos sin la prescripción de un médico son los analgésicos, antigripales y antiinflamatorios.

Sobre la razón por la que deciden tomar medicinas antes de acudir al médico, el 27 por ciento de los encuestados dijo que lo hace porque no tienen tiempo de ir a una consulta y el 11 por ciento refirió que lo hace porque no puede pagar la atención médica.


Los comentarios están cerrados.