NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM
NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM

Naciones Unidas.- Enfermedades no transmisibles como la diabetes representan una amenaza contra los objetivos de desarrollo fijados para eliminar el hambre y la pobreza extrema en el año 2030, advirtió hoy el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. ban-ki

En su mensaje para conmemorar el Día Mundial de la Salud, Ban opinó que debido a los costos que impone esta enfermedad, que se expande a cada vez más personas principalmente en el mundo en desarrollo, los gobiernos carecen de suficientes recursos para impulsar la agenda social.

“La diabetes afecta los sistemas de salud y las economías nacionales con crecientes costos médicos y pérdida de salarios. En 2011 los líderes mundiales acordaron que las enfermedades no transmisibles, como la diabetes, representan un reto mayúsculo para alcanzar el desarrollo sostenible”, dijo Ban.

En ese sentido el titular de la ONU recordó que la lucha contra estas enfermedades es parte de la agenda del desarrollo para 2030, y que uno de los objetivos sostenibles es reducir en un tercio la tasa de mortalidad prematura, derivada de enfermedades no transmisibles.

Ban resaltó que el impacto de la diabetes es desigual dentro y entre los países, y que las poblaciones de países de ingresos medios y bajos se ven desproporcionadamente afectadas por esta enfermedad.

De acuerdo con el primer informe sobre diabetes en el mundo, elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y publicado esta semana, dicha enfermedad avanza a tasas asombrosas.

En 1980, 108 millones de adultos vivían con la enfermedad, en tanto para 2014 esa cifra se disparó a 422 millones, equivalente al 8.5 por ciento de los adultos.

El documento destacó además que pese a que existen las herramientas para prevenir y tratar esta enfermedad, la diabetes causa cada año la muerte de 1.5 millones de personas. Asimismo, los altos niveles de glucosa en la sangre provocan 2.2 millones de muertes adicionales cada año.

En su mensaje, el máximo funcionario de la ONU subrayó que se puede limitar la propagación y el impacto de la diabetes mediante la promoción de una vida más saludable, especialmente entre los jóvenes.

También resaltó la necesidad de mejorar el diagnóstico de la diabetes y el acceso a medicamentos esenciales como la insulina.


Los comentarios están cerrados.