NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM
NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM

Buenos Aires.- Argentina emitirá bonos de deuda por 16 mil 500 millones de dólares, después de haber recibido una oferta récord por 69 mil millones de dólares, y pagará una tasa mínima promedio de 7.2 por ciento anual, reveló hoy el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay. buenos-aires-argentina-america39s

El funcionario se mostró eufórico en una rueda de prensa en la que precisó los alcances del endeudamiento que permitirá poner fin a la situación irregular de la deuda que enfrentaba Argentina desde la crisis económica de 2001.

Explicó que, en cuanto el país anunció la emisión de bonos, las ofertas alcanzaron los 69 mil millones de dólares por parte de inversores de Estados Unidos (60 por ciento), la Unión Europea (25 por ciento), América Latina (5.0 por ciento) y el resto de Oriente.

“Qué contraste. Comparen ustedes cuando el único que nos prestaba era el gobierno de (Hugo) Chávez, en contratación directa y a una tasa del 15 por ciento anual”, advirtió al referirse a la confianza internacional que ha despertado el presidente Mauricio Macri desde que inició su gestión el pasado 10 de diciembre.

Prat-Gay anunció que con este financiamiento internacional, Argentina pagará el próximo viernes, en efectivo, nueve mil 300 millones de dólares a los fondos “buitre” (especuladores) que ganaron juicios en Estados Unidos.

“Argentina dejará definitivamente el ‘default’ (moratoria) que fue traba para la economía, que el gobierno anterior no encontró manera de resolver, y cuya solución se demoró durante 15 años”, afirmó.

Los bonos que representan el regreso de Argentina al financiamiento internacional tendrán plazos de tres, cinco, 10 y 30 años, con una tasa de interés promedio anual del 7.2 por ciento, aunque el gobierno confía en que se reduzcan.

La medida es contradictoria, ya que por una parte representa una derrota de Argentina ante los fondos “buitre” que representan 7.0 por ciento de los bonistas que no aceptaron renegociar su deuda con quitas históricas, como sí lo hizo el 93 por ciento de los acreedores en dos procesos realizados en 2005 y 2007.

En 2014 un tribunal de Estados Unidos impidió que Argentina pagara su deuda con los acreedores que sí habían aceptado acuerdos, lo que colocó al país en un inédito e involuntario “default”.

Además, el juez Thomas Griesa ordenó pagar a los “buitres” al contado y con ganancias estratosféricas, lo que fue rechazado por la expresidenta Cristina Fernández, pero aceptado por el actual presidente Macri, quien obtuvo el aval del Congreso.

Por otra parte, al normalizar los pagos de su deuda Argentina, vuelve a acceder a los mercados financieros internacionales y a créditos que pueden ayudar a impulsar el crecimiento de la economía, que es la expectativa que tiene el gobierno.


Los comentarios están cerrados.