MAGALY ZEPEDA | NTRZACATECAS.COM
MAGALY ZEPEDA | NTRZACATECAS.COM

Fresnillo.- Después de esta temporada vacacional los niños regresan a clases con hasta cuatro kilogramos más, dio a conocer Estefanía Galván Rodríguez, nutrióloga egresada de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

Lo anterior debido a que la falta de actividad física y la ingesta de alimentos chatarra y golosinas que consumen todo el día provocan el incremento de peso en los infantes.

Detalló que según estudios realizados por médicos nacionales se ha detectado que tres de cada 10 niños de entre seis y 12 años sufren sobrepeso y obesidad.

Sin embargo, aseveró que además de estos padecimientos los pequeños presentan distrofia en músculos y articulaciones, así como aislamiento social, por lo que a largo plazo pueden comenzar a desarrollar enfermedades crónicas degenerativas a su corta edad.

“Lamentablemente aquí en Fresnillo no se le da la importancia debida a este padecimiento pues no lo ven como una enfermedad; deciden acudir con un médico y un nutriólogo hasta que aparecen complicaciones como diabetes, hipertensión, entre otros padecimientos”, comentó.

Razón por la que aseveró que es importante que durante estas semanas que los pequeños estarán en el hogar hay que activarlos con disciplinas deportivas así como culturales y de esparcimiento.

Esto con el objetivo de evitar el sedentarismo, es decir, largas horas que pasan sentados viendo el televisor o jugando videojuegos, así como procurar que su dieta sea baja en grasa, azúcar y carbohidratos.

“Cuanto más tiempo pase un niño sin hacer nada y comiendo cosas que no le benefician es mayor el daño que se ocasiona, pues esto afecta órganos vitales como el corazón, riñón, hígado y páncreas”, detalló.

Vacaciones (1)

Los comentarios están cerrados.