CLAUDIO MONTES DE OCA Y GILBERTO CRESPO/NTRZACATECAS.COM
CLAUDIO MONTES DE OCA Y GILBERTO CRESPO/NTRZACATECAS.COM

“El rastro Tipo Inspección Federal (TIF), en el municipio de Fresnillo, es un proyecto fallido”, afirmó Roberto Luévano Silva, delegado en Zacatecas de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Aseguró lo anterior tras reconocer las deficiencias que ha presentado el rastro que, en años anteriores, causara altas expectativas para la comercialización de carne en canal, principalmente de bovinos.

El funcionario federal expuso que, hasta el momento, “no ha funcionado como rastro TIF, es más bien, un rastro municipal”.

Reconoció además, que estas instalaciones no cumplen con las exigencias de calidad y, por dichas irregularidades que se han encontrado, no participa el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica).

“El rastro de Fresnillo que fue construido bajo las normas de rastro TIF, realmente no ha funcionado como tal, y de ahí se ha originado una serie de conflictos. Fue financiado por instancias como el Fideicomiso de Riesgo Compartido (Firco), gobierno del estado, el mismo Municipio y los ganaderos” recordó.

Lamentó que Senasica, como institución responsable de vigilar el buen manejo de los rastros TIF, “no está participando, precisamente por todas las irregularidades que se han detectado, y porque nunca se han atendido las indicaciones que se establecieron”.

Agregó que la matanza en este rastro es muy baja, apenas alcanza los 50 animales por día; ante ello –dijo– “no hay demanda permanente de los ganaderos por no reunir algunas de las condiciones de orden sanitario”.

Subrayó que Senasica dejó su participación con el rastro debido a los incumplimientos de sanidad que se establecían para los que llevaban ganado a sacrificio.

“Es un rastro municipal, realmente lo que ahí se sacrifica es para consumo local, no creció como se pretendía, porque los rastros TIF manejan la trazabilidad del ganado, aplican medidas de sanidad, proponer instrumentos de ganado adecuados, y al ver que realmente no había mucho interés de quienes lo estaban utilizando, Senasica decide no seguir”, acotó.

Expuso que las fallas del rastro radican en la limpieza de quienes operan, la desinfección constante de materiales y lugares, medidas de seguridad, cámaras frías óptimas, llegada y proceso de sacrificio del ganado y que cuente con médico veterinario certificado por Senasica.

Resaltó que en el estado existen rastros TIF de ganado equino en Jerez, Fresnillo y Enrique Estrada, los cuales son de iniciativa privada y que cumplen con las normas.

 

Aumenta matanza clandestina

El que haya disminuido el sacrificio de animales en el rastro de Tipo Inspección Federal (TIF) de Fresnillo contribuye a la matanza clandestina y a la venta de carne importada de otros estados de la República Mexicana.

Jorge Luis Guzmán Domínguez, presidente de la Asociación Ganadera Local (AGL), detalló que esta situación afecta a los 80 ganaderos que se dedican a acopiar animales en este espacio.

Frente a ello, justificó que los afectados se ven obligados a sacrificar al ganado en sus domicilios, bodegas o corrales, a fin de ofertar productos cárnicos en el municipio.

Lo anterior, luego de que el contralor José Manuel Escamilla Jaime revelara que en el Rastro TIF sólo se sacrifica ganado tres días a la semana, cuando anteriormente eran seis, cantidad que disminuyó con el pretexto de que la administración no tiene presupuesto.

Guzmán Domínguez justificó que los ganaderos maten a sus animales para comercializarlos, pues aunque deseen hacerlo en el rastro no podrían el día que ellos requieren, ya que hay quienes ofertan carne durante los siete días de la semana y, por ende, necesitan que el Rastro TIF esté en operación.

RASTRO

Los comentarios están cerrados.