FRANZELY REYNA | NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA | NTRZACATECAS.COM

Este domingo autoridades estatales y municipales de Vetagrande, Guadalupe y Zacatecas, inauguraron el Centro Cultural Toma de Zacatecas, aun cuando el recinto se encuentra en 70 por ciento de construcción.

Por lo que el recinto se vio con varios desperfectos que opacaron el acto, entre ellos, el más evidente, fue la inmensa cantidad de goteras en el auditorio principal y en el área de gradas destinadas para el público, así como filtraciones de agua en la estructura del escenario.

Asimismo, en el exterior del centro cultural varias escaleras que dan acceso al segundo nivel de gradas, fueron clausuradas, ya que no contaban con barandales para brindar seguridad a los presentes en la inauguración.

También están inconclusas las rampas de acceso y para discapacitados.

Otro de los detalles dentro y fuera del recinto fue la filtración de agua, tanto en escaleras, pilares y paredes del centro cultural, así como la falta de banquetas y la debida instalación eléctrica.

En dicho recinto se invirtieron 387 millones de pesos, y su construcción lleva un año siete meses.

Un pendiente más es la instalación de más mobiliario, la cual se desarrollará en un lapso de ocho semanas.

El gobernador del estado, Miguel Alonso Reyes, en su mensaje de inauguración, pidió comprensión a los presentes, “ya que se tuvo una lluvia intensa por la madrugada por lo que pedimos comprensión por los contratiempos de carácter técnico”.

Asimismo, resaltó que el auditorio tendrá una capacidad para 4 mil 200 personas, y que el recinto es el más grande de la región centro norte del país.

Destacó que diversas áreas del centro se destinarán para la instalación de exposiciones temporales y también contará con un área de talleres para el desarrollo artístico del estado.

Además, puntualizó que será sede de la nueva escuela de la Banda Sinfónica del estado dirigida por Salvador García y Ortega.

Como parte de la inauguración, dicha agrupación ofreció un concierto en el que participaron la cantante Dulce y el tenor Fernando de la Mora.

 


Los comentarios están cerrados.