NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM
NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM

México.- La psoriasis es una enfermedad autoinmune, dolorosa, incapacitante que se nota en la piel, no es contagiosa y cuenta con tratamientos eficaces, pero quienes la padecen suelen ser estigmatizados, coincidieron especialistas.

De acuerdo con la Asociación Latinoamericana de Psoriasis (Alapso), por lo menos 83 por ciento de los pacientes en México con ese problema de salud padece depresión.

El presidente de la Asociación Mexicana contra la Psoriasis (Amcpso) y de la Alapso, Ricardo Navarro, así como la dermatóloga Gladys León Dorantes y el reumatólogo Manuel Robles Sanromán explicaron que casi tres por ciento de la población mundial padece la enfermedad.

En rueda de prensa para lanzar la campaña “No te escondas” y los resultados de una encuesta entre pacientes con psoriasis, indicaron que en México hay de dos a tres millones de personas afectadas.

Coincidieron en que si bien se desconoce su origen hay factores genéticos, ambientales e inmunitarios que generan la psoriasis.

Cuando se presenta el padecimiento partes de la piel se inflaman y se ponen rojas. Puede aparecer en grandes proporciones del cuerpo.

Al menos 24 por ciento de los pacientes han registrado periodos de inactividad y a 44 por ciento les ha traído dificultades en su vida sexual.

dos-genes-depresion_0

Señalaron que existe escasa información sobre la enfermedad y los pacientes tardan de uno a dos años, en promedio, para ser diagnosticados.

Asimismo, la mitad de los enfermos pueden presentar también artritis psoriásica y aunque se puede presentar en niños es más común que inicie entre los 20 y 30 años.

En entrevista posterior la doctora León Dorantes explicó que al ser una enfermedad sistémica inflamatoria, la psoriasis causa daño en la piel y articulaciones, y en ocasiones en arterias y órganos.

También tiene relación con el sobrepeso pues es un factor de riesgo para contraerla o, al revés, la enfermedad lo facilita.

Gladys León estimó que en el país no se sabe lo suficiente y falta avanzar en información al público y a los pacientes.

De igual forma, señaló que los tratamientos son altamente efectivos y se tienen que diseñar individualmente y aunque se considera una enfermedad no curable sus molestias llegan a desaparecer por completo por periodos muy largos.

Con ello, a las pocas semanas de iniciar el tratamiento un paciente puede volver a la “normalidad y prevenir que sea incapacitante”.

Indicó que con “solo con ver las lesiones en la piel el dermatólogo puede diagnosticarla o se hace una biopsia de piel. Tiene que atenderse de la mano con reumatólogo y especialistas en nutrición, depresión y ansiedad, hay que atenderlo adecuadamente”.


Los comentarios están cerrados.