STAFF/NTRZACATECAS.COM
STAFF/NTRZACATECAS.COM

Fresnillo.- ¿Sabe qué es el impétigo? Se trata de una enfermedad que afecta a niños quienes viven en condiciones insalubres, principalmente.

Sin embargo, algunos adultos puede presentarla debido a problemas de piel, lo cual es probable se desarrolle después de algún resfriado u otros virus y es transmisible por contacto físico.

El impétigo es catalogado como el tercer trastorno de piel más frecuente en niños de entre dos y seis años, después de la dermatitis atópica y verrugas virales.

Ricardo Márquez Campos, médico cirujano egresado de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), informó que existen dos tipos de impétigo conocidos: bulloso y no bulloso.

El impétigo bulloso inicia con una mancha o lesión de la piel enrojecida y se convierte rápidamente en una pequeña ampolla que se rompe con facilidad y seca, lo que provoca una costra color miel que genera comezón.

A partir de la primera lesión puede extenderse por rascarse o tallarse la piel. Aun sin tratamiento, esta variante de la enfermedad puede sanar sin dejar cicatriz durante algunas semanas, siempre y cuando se lleven a cabo medidas higiénicas.

Por otro lado, explicó que el impétigo no bulloso puede afectar a recién nacidos, principalmente, pero también se presenta en otras edades y es producido por estafilococos áureos, productor de toxinas.

Detalló que las erupciones aumentan de tamaño en forma rápida, luego forman ampollas flácidas y sin enrojecimiento alrededor del área afectada las cuales, al romperse, dejan costras amarillentas.

El impétigo puede afectar cualquier área del cuerpo, pero las lesiones más comunes son en zonas no cubiertas por la ropa, como rostro, nariz, alrededor de la boca, oídos, brazos y piernas.

Márquez Campos declaró que las ampollas no dejan cicatriz pero pueden causas trastornos de la pigmentación en la piel que persisten por meses.

“Como única medida de prevención se recomienda adaptar la higiene cotidiana”, concluyó.

impetigo-1

Los comentarios están cerrados.