NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM
NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM

Río de Janeiro.- Afectado como buena parte de los clubes brasileños de voluminosas deudas, el modesto Chapecoense –cuyo avión con 23 jugadores se estrelló hoy de madrugada en Colombia- inició hace una década una transformación que le permitió hacer historia en el futbol del país.

Con una deuda de 1.5 millones de reales en 2005, el club de la ciudad de Chapecó –una urbe de 200 mil habitantes situada en el sur del país- estuvo a punto de cerrar sus puertas, pero fue rescatado por empresarios del ramo agropecuario, saneó sus cuentas y disfrutaba de sus consecutivos hitos deportivos.

El equilibrio de las cuentas del club y el apoyo de los aficionados en esta ciudad del estado de Santa Catarina, próximo a la frontera con Argentina, permitió una recuperación económica y una ascensión fulgurante del ‘Chapeco’ hacia la división de oro del futbol brasileño.

En apenas cinco años el equipo logró subir cuatro divisiones, de la D a la A, y para concluir el campeonato brasileño ocupaba una honrosa novena posición, la mejor de su historia, con 52 puntos en 37 partidos.

Desde 2014, cuando inició su andadura por la serie A, el Chapecoense –que contaba entre sus figuras al centrocampista Cleber Santana, de 35 años y exjugador del español Atlético de Madrid (2007-2010)- ya logró abatir a grandes equipos con apenas un presupuesto de 40 millones de reales (unos 12 millones de dólares), una décima parte de lo que gastan los grandes en Brasil, según datos de la prensa brasileña.

El fallecimiento de la mayoría de la plantilla en el accidente aéreo en Colombia, justo en momentos en que el ‘Chapecó’ se disponía a disputar el primer título internacional en su historia reciente, en el partido de ida de la Copa Suramericana contra el Atlético Nacional organizado en Medellín (Colombia), pone fin a esa ascensión fulgurante.

“El sueño acabó esta madrugada”, dijo, desolado, el presidente del Consejo Deliberativo del Chapecoense, Plínio David de Nes Filho, quien salvó la vida al no embarcar a última hora en el avión.

“Ayer por la mañana me despedí de ellos, decían que iban a buscar el sueño para hacer ese sueño una realidad. Nosotros, muy emocionados, compartimos mucho con ellos ese sueño”, dijo Des Nes Filho, en referencia a la Copa Sudamericana, a cuya final el ‘Chapeco’ llegó tras abatir a equipos como los argentinos Independiente y San Lorenzo.

“Ese grupo de atletas y directivos no era solo un grupo de respeto mutuo profesional, era un grupo familiar, un grupo de amistad donde todo el mundo se reía mucho. Incluso en las derrotas”, dijo el directivo, en entrevista hoy a la televisión brasileña.

Luto nacional

Brasil decretó tres días de luto nacional por el accidente de avión en Colombia en el que viajaba la mayor parte del equipo del Chapecoense y en el que murieron por lo menos 76 personas.

El presidente de Brasil, Michel Temer, expresó su “solidaridad” con las víctimas y dijo que hará todo lo posible para asistir a las familias de los fallecidos, en su mayoría periodistas y deportistas del equipo de futbol Chapecoense.

“En esta hora triste que la tragedia se abate sobre decenas de familias brasileñas expreso mi solidaridad. Estamos colocando todos los medios para auxiliar familiares y dar toda la asistencia posible”, dijo Temer en una breve nota.

“El Gobierno hará todo lo posible para aliviar el dolor de los amigos y familiares del deporte y del periodismo nacional”, agregó el presidente, a cuyo pésame se sumaron otras autoridades como el ministro de Deportes o el presidente de la Cámara de Diputados.

La cancillería brasileña aún no emitió una lista oficial de víctimas por la tragedia, que causó al menos 76 muertos y cinco heridos, según fuentes colombianas.

Entre los fallecidos y heridos están la mayoría de los jugadores del Chapecoense -un modesto equipo de Santa Catarina, al sur de Brasil- que embarcó en la aeronave accidentada ayer en Bolivia.

El equipo, que logró subir de la cuarta a la primera división brasileña en apenas cinco años, había salido horas antes de Sao Paulo para disputar el primer partido de la final de la Copa Suramericana contra el Atlético Nacional el miércoles.

La Agencia Nacional de la Aviación Civil de Brasil (ANAC, por sus siglas en portugués) dijo que el Chapecoense había solicitado autorización para fletar un vuelo al exterior y salir desde Sao Paulo, pero “por motivos técnicos” el pedido fue rechazado.

Las familias de los jugadores están reunidas en la sede del club, en la ciudad de Chapecó, según uno de los dirigentes, a la espera de tener confirmación del número de fallecidos y la eventual repatriación de los cuerpos.

chapeco

 


Los comentarios están cerrados.