Emilio
Emilio

Memoria histórica para conmemorar los 450 años del poblamiento de Fresnillo está integrado con textos de Guadalupe Ortiz Bernal; ella escribe sobre el panteón de la ciudad. Ana Escobedo lo hizo de los británicos en el Fresnillo decimonónico; Alfredo Castellanos participa con el poblamiento de Fresnillo; Héctor Gutiérrez colabora con apuntes de demografía y población negra del siglo 17; Ricardo Ávila Bañuelos interviene con un texto eje del libro Los informantes de las minas de Fresnillo…; otros documentos que marcan la inflexión en la historiografía regional son los textos de Arturo Burciaga, El poblamiento de Fresnillo en 1566 y las ordenanzas de Felipe II sobre el nuevo descubrimiento y población; y el de Ernesto Alonso Reyes, que apunta sobre nómadas y sedentarios en la región.

El libro en conjunto describe habitantes, “poblazones”, instituciones, escrituras y estrategias de supervivencia. Bien se interroga en conjunto ¿qué es Fresnillo? Y se responde implícitamente con análisis sobre los actores, sus acciones y la trayectoria occidental de esa ciudad. Burciaga expone: “Una de las razones que permitió la permanencia de una gran mayoría de las poblaciones fundadas por los españoles, fue que éstas se mantuvieron en un carácter mínimamente urbano, aunque en lugares muy dispersos y lejanos unos de otros, con la mediación de poblados indígenas, indispensables en cuanto a una relativa cercanía por la prestación de servicios”.

El libro aporta información y formas diferentes de ir abordando el pasado de Fresnillo. Ortiz Bernal describe la arquitectura funeraria del Panteón de Santa Teresa. Sitúa lápidas, esculturas, mausoleos de familias y decimonónicos habitantes de El Mineral. La autora vincula el auge económico, desde la minería, con las “formas de distinción para mostrar y ratificar su posición social” a través del arte funerario.

Ana Escobedo describe la presencia británica en Fresnillo. Para reflexionar las huellas compara la misma presencia extranjera en Real del Monte (estado de Hidalgo). Enuncia: “Sin pretensión de dar una explicación ecológico-cultural se podría considerar que el porcentaje reducido de ingleses residió en algo tan sencillo como el medio ambiente y la ubicación geográfica. Si bien no se puede hablar de la adaptación de costumbres propias de la cultura inglesa en El Mineral, sí existen datos y las huellas materiales que demuestran su importante labor para el desarrollo e industrialización de la comunidad minera fresnillense”.

Memoria histórica para conmemorar los 450 años del poblamiento de Fresnillo marca una nueva ruta historiográfica sobre un pasado que es tan occidental como lo es en conjunto la ciudad minera que es clasificada como importante y referencial.

 

Algo más

El Instituto de Cultura apuesta con el Festival Otoño Musical a dar muestra de cambio. Se admite que sí es diferente. Ojalá que la hidra burocrática del instituto no lo destruya.


Los comentarios están cerrados.