Emilio
Emilio

Las secciones de sociales, arte y cultura de los periódicos de Zacatecas registraron la inauguración de la exposición de escultura y pintura Proyecto XXV años. 25 artistas. El evento marca el primer cuarto de siglo de Irma Valerio Galerías. Lo expuesto está en el ex Templo de San Agustín; permanecerá los meses del invierno 2017.

Señalo: se privilegió el evento social y las presencias. Pero no hay nota sobre el contenido de una exposición que da indicios del mercado de arte, de la apreciación artística de quien es situada como una marchante que conduce las rutas del arte en Zacatecas. En la próxima entrega escribimos de ello.

Del aniversario del hecho social, Irma Valerio Quintero da su versión en el catálogo Proyecto XXV años. 25 artistas (Irma Valerio Galería, Secretaría de Cultura, IZC, 2016). “Contra todo pronóstico, comencé con una empresa atípica en su tiempo animada por la idea de construir primero, y consolidar después, un espacio cultural que bien puede concebirse como un puente que une la creación y el disfrute de la obra de arte. Se puede decir, sin incurrir en exageraciones, que esta galería ha sido pilar fundamental en la conformación de un público creciente y progresivamente interesado en las artes plásticas… Proyecto XXV constituye una merecida continuación de este esfuerzo, la confirmación de la necesidad social de que existan y se promuevan puntos de encuentro como éste, en los que solamente se disfruta el arte, sino que también se crean condiciones para su producción y reproducción”.

Rafael Alonso Pérez y Pérez, director del Museo de Arte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, escribe con precisión y sin pasión luminosa: “La galería es, así, un elemento esencial en el sistema del arte al cumplir tanto funciones económicas como propiamente artísticas. Los galeristas llevan a cabo determinadas inversiones que, dependiendo del nivel y alcance de su actividad, serán de distinta envergadura. Irma Valerio Galerías es un claro ejemplo de esa complicidad artística entre creadores y promotores; si bien nació con la misión principal de promover a autores zacatecanos… su catálogo se ha ampliado hacia el arte mexicano en general…”.

 

Algo más

En una de las paredes del ex Templo de San Agustín, casi oculta por los contrafuertes que sostienen la hermosa fachada del sueño de Agustín, está una antiecológica lona que da cuenta de Proyecto XXV. Pero además de antibuenambiente, es una publicidad innecesaria, antiestética y de relumbrón.

 

Y todavía más

El Museo del ex Convento de Guadalupe está preparando un programa sobrio y distinguido para conmemorar el primer centenario del museo y de la declaración del sitio como patrimonio cultural del país. Felicidades por ir al 100 del 100 a Violeta Tavizón y Rosa María Franco.


Los comentarios están cerrados.