Emilio
Emilio

Hemos comentado el hecho de la galería y el evento de la inauguración de Proyecto XXV. 25 años. 25 artistas que han montado la Secretaría de Cultura del gobierno federal, Irma Valerio Galerías y el Instituto Zacatecano de Cultura. Ya referimos el esquema de artistas-galería-coleccionismo y las opiniones de funcionarios y de la marchante homenajeada. Asentamos que hay un catálogo de buena calidad que da cuenta de una parte de las obras expuestas. Pero debemos ir a lo principal: la exposición.

Si bien Proyecto XXV… plantea cuestiones desde cómo es el mercado de arte y cómo y con qué se hace el coleccionismo en Zacatecas, también entrevé bienes culturales que permiten establecer cortes en la historia social del arte en la ciudad. La exposición Proyecto XXV… tiene varias posibilidades para mirar: la disposición del curador; la selección del coleccionista y la guía que provoca la historia del arte.

Además de los 25 pintores y escultores nacidos en Zacatecas (Mario Arellano, Enrique Barajas, Jesús Cardona, los hermanos Coronel, Javier Díaz, Felguérez, Sonia Félix, Luis García, Georgina Gómez, Ismael Guardado, Iván Leaños, Poncho López Monreal, José Esteban Martínez, Alejandro Nava, Chucho Reyes, Juan Manuel de la Rosa, Julio Ruelas, Susana Salinas, Francisco de Santiago, Carlos Alberto Sánchez, Gabriela Suárez del Real –nótese que van en orden alfabético–), también hay obra de 35 artistas que son activos en el mercado del arte, desde Roberto Montenegro, pasando por Toledo, Picasso, el influyente Paco de la Peña, Siqueiros, Luis Nishizawa, Carmen Alarcón, Alberto Castro Leñero, entre otros (estos también están, en la invitación personal, enunciados con el orden alfabético del apellido).

Estamos ante una colección particular y ante un consumo de arte contemporáneo. Sí hay novedades, dos me deslumbran: Julio Ruelas y Roberto Montenegro. Me atraen José Esteban, Susana Salinas, Sonia Féliz, Javier Díaz Rivapalacio, Gabriela Suárez del Real y Carlos Alberto Sánchez.

Pero el ñoño orden de la lista y del catálogo es un contrapunto que se diluye al estar en la exposición. Lo que hace asequible a neófitos y espectadores con conocimiento previo de lo expuesto es la labor del curador de la exposición. José Luis Martínez González, el director creativo (ignoro el puesto) del Museo de arte contemporáneo Manuel Felguérez, ha puesto orden y guía a una colección. Da muestra de su educada visión de arte. Colocar a Felguérez como el referente es adecuado. La disposición de las esculturas en la nave central y lo creado por los nacidos en Zacatecas en las ex capillas norte y sur es adecuada. Se puede ir del figurismo a lo abstracto o en dirección opuesta.

Asentamos: es inteligente la exposición Proyecto XXV. 25 años. 25 artistas, porque la hizo un curador que sabe. Bien por José Luis Martínez González.

 

Algo más

En arte contemporáneo no hay de eso que denominan “obras de artistas zacatecanos y de artistas nacionales e internacionales”. La marchante y los organizadores lo saben. En el mercado del arte hay arte…


Los comentarios están cerrados.