NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM
NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM

México.- Juan, un hombre de 46 años, quien constantemente hace reír a los demás con sus múltiples bromas, asegura que el tiempo de Navidad es la época más deprimente del año.

“No sé, no sé por qué es así, pero en este tiempo todo me pone de malas, salir a la calle, ver a tanta gente desesperada por gastar su dinero, el tráfico, todo”, expresa.

Es casado y posee un trabajo estable, sin embargo, y sin ofrecer detalles ni motivos más que la expresión de su rostro, que muestra un profundo suspiro acompañado de sus ojos cristalinos, insiste en que le parece la temporada más desalentadora del año.

“Es muy deprimente, la música chocosa, el ruido, el ajetreo, todo. Si pudiera dormir por ahí del 15 de diciembre y despertar hasta el 15 de enero del siguiente año sería el hombre más feliz del mundo, así te lo pongo”, enfatizó.

La investigadora del Instituto Nacional de Psiquiatría, Luz María Yoldi, aclaró que la depresión no florece en esta época del año y recalcó que es sólo en las personas que ya padecen depresión, en quienes se llegan a exacerbar los sentimientos de tristeza.

“Las personas que de por sí ya padecen depresión se sienten más tristes en estas épocas”, subrayó en entrevista con Notimex.

Dijo que uno de los factores que influyen en este sector de la población es la llamada ´expectativa no cumplida´, la cual “tiene que ver con que se supone que son épocas alegres, entonces si uno se siente mal viene toda esa sensación de sentirse peor, porque está en contraste con la festividad que hay alrededor de uno”.

depresion-invernal-1

Asimismo, indicó que el aumento de alcohol durante las fiestas de fin de año incrementa los síntomas depresivos, mientras que el clima es un factor clave en un comportamiento depresivo.

“En esta época hace frío y hay mucha disminución de la luz solar, los días son más cortos y oscuros, y eso es algo que le pega mucho al estado de ánimo en personas susceptibles”, detalló.

Rebeca es una mujer de 52 años y hace la limpieza en un edificio de gobierno, la cual no se considera una persona depresiva, sin embargo, relata que después de perder a su padre dejó de apreciar la Navidad.

“No hago nada, es como cualquier otra fecha, pero me encierro más temprano, trato de dormir más temprano, como que no me gusta ver a la gente ese día”, confiesa.

“Antes sí era mi época favorita, hacíamos la cena en casa de mi papá y todos llevábamos algo: regalos, comida, lo que fuera. La pasábamos muy bien, pero desde que se murió ya no hacemos nada, y así, con el paso del tiempo, dejó de gustarme, me da un poco de tristeza”, afirmó.

Para la especialista Luz María Yoldi Negrete, este tipo de hechos tienen que ver más con la asociación de hechos y de fechas, sin que se trate de situaciones de depresión.

“Si alguien a quien yo quería mucho falleció a mitad de abril, el ánimo en general de los demás es neutro, en cambio, en Navidad no sólo estoy triste porque murió alguien, sino que además contrasta mucho con que alrededor tengo a la gente muy alegre y muy feliz”, explicó.

La también catedrática del Conacyt expuso que existe un incremento de suicidios después de las fiestas decembrinas; “no podríamos decir que necesariamente hay un mayor número de gente deprimida, pero quizás se acentúa el grado de depresión que tienen y se ha encontrado que hay más suicidios consumados justo después de los días de Navidad”.

Por ello y durante estas épocas, exhortó a escuchar, estar atentos y a no dejar solas a personas con cuadros depresivos y de ser necesario, acercarlos a los servicios de salud psiquiátricos.


Los comentarios están cerrados.