NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM
NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM

Washington.- La detención de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos en el año fiscal 2016 aumentó 15 por ciento respecto al año anterior, mientras que las deportaciones cayeron ligeramente, según el Departamento de Seguridad Interna (DHS).

Aunque en el mismo periodo las detenciones en la frontera sur aumentaron 19 por ciento respecto al año fiscal 2015, funcionarios del DHS destacaron que la mayoría de estos inmigrantes no provenían de México como en años anteriores, sino de Guatemala, Honduras y El Salvador.

En general, en el año fiscal 2016 (del primero de octubre de 2015 al 30 de septiembre pasado), el DHS -a través de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE)- detuvo a 530 mil 250 personas en el país y realizó 450 mil 954 deportaciones, en contraste con las cifras respectivas de 406 mil 595 y 462 mil 463 realizadas en el año previo.

El secretario del DHS, Jeh Johnson, dijo que estas cifras reflejan el continúo esfuerzo del gobierno del presidente Barack Obama para utilizar los recursos de la dependencia enfocados a la seguridad pública y la seguridad fronteriza.

“Continuamos fortaleciendo la inversión de décadas en la seguridad fronteriza del gobierno federal. Estas inversiones han dado sus frutos. Las aprensiones en la frontera en los últimos años, un fuerte indicador de los intentos totales de cruzar la frontera, son mucho más bajas de lo que solían ser”, dijo.

De acuerdo con datos de la Patrulla Fronteriza, 408 mil 870 personas, un gran porcentaje de ellos niños, fueron detenidos en la frontera suroeste, lo que significó una reducción del 19 por ciento respecto de las 337 mil 117 detenciones del año fiscal 2015.

A nivel nacional, un total de 59 mil 757 niños que viajaban solos y 77 mil 857 familias fueron detenidos en el país, de acuerdo con la Patrulla Fronteriza.

Johnson dijo que la mayoría de las “remociones y devoluciones” -el eufemismo utilizado para aludir a las deportaciones- se alinearon a las prioridades establecidas por la administración Obama, aunque cifras oficiales revelaron que el año pasado la mayoría de los deportados fueron inmigrantes sin antecedentes penales.


Los comentarios están cerrados.