REFORMA
REFORMA

Hollywood y su Academia viven con nerviosismo la llegada de Donald Trump a la Presidencia de EU, admitió el cineasta de ascendencia mexicana Gregory Nava.

“En este momento todos en Hollywood estamos pendientes. Sí, va a cambiar el cine”, admitió el realizador de Selena.

“No solamente con temas creativos, pero también con toda la situación económica. Él (Trump) va a cambiar todo. El porcentaje de los apoyos. Nadie sabe (qué ocurrirá)”.

El republicano asumirá su cargo el próximo 20 de enero, poco más de un mes antes de la ceremonia de entrega del Óscar, el 26 de febrero.

En EU medios como The New Yorker ya debaten cómo pueda afectar la llegada del empresario a la Casa Blanca la votación de los miembros de la Academia para nominar y premiar.

También el desarrollo de la propia ceremonia, que en 2016 tuvo, quizás, su edición más política, con figuras premiadas como Alejandro G. Iñárritu lanzando alegatos a favor de la diversidad.

“No sé qué tanto vaya a afectar al Óscar Donald Trump, su manera de ser, lo que él piensa, como viene su Gobierno. Espero que no.

“Lo que sí espero es que los que somos minoría dentro del Óscar (latinos, afroamericanos) ya no seamos minoría como nomenclatura, sino nada más actores y actrices”, dijo Adriana

Barraza, nominada como Actriz de Reparto en 2007 por Babel.

Gracias a su retórica, Trump, según publicaciones como el Washington Post, podría generar un sentimiento antiestadounidense en importantes mercados para Hollywood, como China.

El político, además, podría buscar tomar revancha contra la Meca del Cine y la mayoría de sus miembros, que lo ridiculizaron en campaña y apoyaron a Hillary Clinton.

“Todos estamos preocupados, pero tenemos que ir adelante. Necesitamos la energía de Pancho Villa ahorita”, agregó Nava.


Los comentarios están cerrados.