REFORMA
REFORMA

Después de dar promoción a una cinta de “una galaxia muy, muy lejana” y que fue la más taquillera de la temporada, Diego Luna se merecía unas vacaciones.

Cassian Andor puede andar siempre entre las estrellas, pero definitivamente tiene los pies en la Tierra.

El actor vacacionó en Mérida y al estar comiendo en un modesto restaurante de mariscos frente al mar en Celestún se mostró accesible con fans nacionales e internacionales que lo reconocían.

El actor de Rogue One era acompañado por sus hijos, por el actor José María Yazpik y el escritor Guillermo Arriaga.

Siempre que le pedían foto, Luna accedió de manera amable.

Por cierto, el actor cumplió 37 años el 28 de diciembre.


Los comentarios están cerrados.