REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Francisco condenó este domingo la plaga del terrorismo y la “mancha de sangre” que se esparce por el mundo, al recordar a las víctimas y los heridos del atentado que sucedió la noche de Año Nuevo en Turquía.

Tras bendecir desde la ventana de su estudio privado en el Palacio Apostólico del Vaticano a más de 50 mil personas congregadas en la Plaza de San Pedro, Francisco se refirió al ataque en una discoteca de Estambul que dejó al menos 39 muertos y más de 65 lesionados.

“Por desgracia, la violencia ha golpeado también en esta noche de buenos deseos y esperanza. Dolorido expreso mi cercanía al pueblo turco, rezo por las numerosas víctimas y por los heridos, por toda la nación en luto”, dijo tras pronunciar la oración mariana del Angelus.

“Pido al Señor sostener a todos los hombres de buena voluntad que se arremangan valientemente las mangas para afrontar la plaga del terrorismo y esta mancha de sangre que envuelve el mundo con una sombra de miedo y de confusión”.

El Pontífice felicitó a todos los fieles deseándoles feliz año y precisó que el 2017 será bueno en la medida en la cual cada uno, con la ayuda de Dios, busque hacer el bien día tras día.

Sostuvo que así se construye la paz, diciendo no -con los hechos– al odio y a la violencia y sí a la fraternidad y a la reconciliación.

Recordó que hace 50 años el Papa Pablo VI comenzó a celebrar en esta fecha, cada primero de enero, la Jornada Mundial de la Paz, para reforzar el empeño común de construir un mundo pacífico y fraterno además, afirmó, que en su mensaje de este año para la efeméride propuso la no violencia como estilo para una política de paz.

Tras el mensaje saludó a todos los presentes y manifestó su reconocimiento por tantas iniciativas de oración y de empeño por la paz que se desarrollan en diversas partes del mundo.


Los comentarios están cerrados.