NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM
NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM
México.- Lavar el auto con frecuencia, así como pulirlo y encerarlo, permiten conservar en mejores condiciones la apariencia de un automóvil, después de un repintado.
De acuerdo con Axalta, el lavado elimina sustancias dañinas que se depositan sobre la pintura, como es el caso de excrementos de ave, restos de insectos, alquitrán del asfalto, gasolina y aceites, pues una exposición prolongada a ellas podría dañar la pintura.
No obstante, debe evitarse el uso de productos agresivos para lavado y en su lugar emplear champús especiales para carrocerías, los cuales tienen el PH correcto y están diseñados para eliminar las sustancias más frecuentes, y para secar las toallas de microfibra son ideales.
Indica que tampoco son recomendables los autolavados, ya que las máquinas son poco delicadas y la acción de los rodillos que golpea y arrastra las cerdas del cepillo por la pintura, genera una abrasión en forma de micro arañazos.
Al ser muy numerosos, añade la empresa de pintura automotriz, resultan muy visibles al sol, principalmente en los colores oscuros, aunado a que provocan reflejos en la pintura similares a una tela de araña.
En este contexto, Axalta aconseja a los conductores no estacionarse bajo los árboles, los cuales pueden desprender resinas que se adhieren a la pintura y son difíciles de eliminar; así como tratar de que esté en un lugar resguardado para evitar que los rayos del sol la dañen.
Por último, sugiere realizar un tratamiento de limpieza y encerado cada tres o seis meses, según el uso, así como recurrir al pulido, el cual restaura la superficie de la pintura, elimina pequeños arañazos y marcas, y devuelve el brillo perdido.


Los comentarios están cerrados.