REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

WASHINGTON .- La compañía automotriz Ford anunció hoy la cancelación de una inversión de mil 600 millones de dólares en una nueva planta en San Luis Potosí, a donde trasladaría la producción de su auto compacto Focus, tras fuerte presión del Presidente Electo de Estados Unidos, Donald Trump.

«Nuestros anuncios hoy son en realidad un voto de confianza en la economía», aseguró Mark Fields, el presidente de Ford, en una entrevista con la cadena de televisión CNN, dónde además reveló que la compañía invertiría 700 millones de dólares en Michigan creando 700 puestos laborales ahí.

«No hemos llegado a un acuerdo con Trump. Lo hemos hecho por nuestro negocio», aseguró Fields.

De acuerdo con Fields, en lugar de hacer la inversión en San Luis Potosí, el auto compacto Focus será ahora producido en las plantas ya existentes de la compañía en México.

En un comunicado, la armadora dijo que parte de los mil 600 millones de dólares que se destinarían a la planta de San Luis Potosí serán dirigidos a la planta de Flat Rocky para mejorar la rentabilidad de la empresa y asegurar el éxito financiero y comercial de este vehículo, la nueva generación del Focus se fabricará en la planta de Hermosillo.

Señaló que lo anterior hará espacio para dos nuevos productos íconos de Ford en la planta de Wayne, Michigan, salvaguardando unos 3 mil 500 empleos.

Apenas a inicios de diciembre pasado, Fields había desafiado las amenazas de Trump para dejar de invertir en la planta de San Luis Potosí donde se esperaba que serían creados 2 mil 800 empleos.

Desde su anuncio en febrero de 2016 y durante toda la campaña presidencial, el republicano Trump había criticado a la compañía por el traslado de la producción de autos compactos a México, diciendo que les impondría un arancel de 35 por ciento para presionarla a crear empleos en Estados Unidos.

Ford, la segunda mayor armadora estadounidense, fabrica sus modelos Mustang y el sedán Lincoln Continental en la planta de Flat Rock, donde emplea a más de 3 mil 700 trabajadores.

Ford paró la planta por una semana en octubre debido a las débiles ventas del Mustang, que cayeron 13 por ciento en los primeros 11 meses de 2016.

Hasta febrero del año pasado, Ford también fabricaba la familia del sedán Fusion en Flat Rock. Luego de que las ventas de ese modelo se desplomaron, la empresa consolidó la producción del Fusion principalmente en la planta de Hermosillo, en México. Las ventas del Fusion cayeron más de 10 por ciento hasta noviembre.


Los comentarios están cerrados.