Es difícil suponer que los funcionaros cuenten siempre con ambientes controlados, a menos que sean, además, artificiales


Deja un comentario