REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

Washington .- Los elegidos para integrar el Gobierno del Presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, comienzan hoy a someterse al escrutinio del Senado con el polémico senador Jeff Sessions, que espera ser confirmado como Fiscal general.

Senador republicano por Alabama durante 20 años y conocido por sus ideas contra los inmigrantes, Sessions se enfrentará a las preguntas del Comité Judicial de la Cámara Alta de EU.

Está previsto que los senadores pregunten a Sessions sobre su etapa como Fiscal para el distrito sur de Alabama (1981-1993), momento en el que fue acusado de hacer comentarios racistas, bromear sobre el Ku Klux Klan (KKK) y perseguir judicialmente a los defensores de los derechos civiles de los afroamericanos.

La primera designación que hizo Trump para su Gobierno fue la de Sessions, quien en febrero de 2015 sorprendió a su partido al subirse a un escenario en Madison, Alabama, para mostrar su apoyo al magnate, mientras llevaba una gorra roja con su lema de campaña: “Hacer a EU grande de nuevo” (“Make America Great Again”).

El siguiente en someterse al escrutinio de los legisladores será el General retirado John Kelly, seleccionado para dirigir el Departamento de Seguridad Nacional y que tiene previsto comparecer esta tarde ante el Comité de Seguridad Nacional y Asuntos gubernamentales del Senado.

Este miércoles le llegará el turno a otra de las designaciones más controvertidas de Trump, la del ex consejero delegado de la petrolera ExxonMobil Rex Tillerson como Secretario de Estado.

Tillerson cuenta con buenas relaciones con el Presidente ruso, Vladimir Putin, unos vínculos especialmente controvertidos en un momento de tensión entre Washington y Moscú ante las acusaciones de las agencias de inteligencia de EU de que Rusia intentó influir en las elecciones estadounidenses a través de ataques informáticos.

Ambos designados enfrentarán preguntas de senadores demócratas y republicanos para conocer precisiones sobre cuáles son los planes de Trump una vez que asuma el 20 de enero acerca de la migración ilegal, un tema clave de su emergencia en la escena política pero en el que ha mostrado algunos vaivenes.

Durante la campaña, Trump prometió construir un muro en la frontera con México y obligar al país vecino a pagar por él, además de deportar a 11 millones de inmigrantes que viven ilegalmente en Estados Unidos.

Pero desde que fue elegido Presidente el 8 de noviembre, el magnate neoyorquino ha dicho que parte del muro podría ser una cerca, que el Congreso podría financiarlo hasta que México devuelva el monto gastado, y que el foco de la deportación estará en los antecedentes penales para luego decidir sobre el resto de los inmigrantes ilegales.

Así funciona el proceso

El Presidente electo nomina a varios hombres y mujeres para su Gabinete durante el período de transición. Lo anterior le da a los comités del Senado la oportunidad de buscar información y realizar audiencias sobre los nominados.

La persona en cuestión debe presentar formularios a varios departamentos y someterse a una investigación y verificación de antecedentes de la Oficina de Personal Presidencial de la Casa Blanca, la Oficina de Ética Gubernamental, el Servicio de Impuestos y el FBI.

La información obtenida podría ser usada por el Presidente electo para quitar una nominación o puede servir como prueba en las audiencias del Senado.

El número de cargos que necesitan confirmación del Senado varía según la presidencia, pero suele haber entre mil 200 y mil 400 puestos de este tipo.

Entre los más importantes están: todos los funcionarios de Gabinete -menos el jefe de Gabinete de la Casa Blanca- que incluyen a los Secretarios de agricultura, comercio, defensa, educación, energía, salud, seguridad interna, vivienda y desarrollo urbano, Estado, transporte, tesorería y asuntos de veteranos.

Además, el Fiscal general, director de la Oficina de Administración y Presupuesto, el director de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), representante comercial de EU, el Embajador ante la ONU, presidente del Consejo de Asesores Económicos y el jefe de la Administración de Pequeños Negocios.

Asimismo, se incluyen a subsecretarios del Poder Ejecutivo, Inspectores Generales y las direcciones de agencias (como la CIA) y comisiones independientes, pero los puestos de consejeros para el Mandatario no necesitan confirmación.

La lista completa de posiciones para cada nueva presidencia se publica bajo el nombre de: Cargos de Política y soporte del Gobierno de Estados Unidos

Los nombramientos del Gobierno se debatirán primero en diferentes comités del Senado y luego pasarán al pleno de la Cámara Alta, donde necesitan una mayoría simple para ser confirmados.

Lograr el voto de 51 de los 100 senadores de la Cámara Alta parece factible para la mayor parte de los nominados por Trump debido a que los republicanos cuentan con una mayoría de 52 escaños, aunque podría haber divergencias en las filas conservadoras ante las designaciones más polémicas, como la de Sessions o de Tillerson.

Las audiencias para estudiar las nominaciones comenzaron este martes porque el Congreso inició el 3 de enero su nuevo periodo de sesiones, pero la votación para confirmar o denegar las nominaciones de Trump no podrá producirse hasta después del 20 de enero, cuando el millonario será investido como presidente de Estados Unidos.

Audiencias programadas y tentativas:

10, 11, 12 de enero

Jeff Sessions, para Fiscal general
Mike Pompeo, para Director de la CIA
John Kelly, para Director del departamento de Seguridad Nacional
Betsy DeVos, para Educación
Rex Tillerson, para Secretario de Estado
Elaine Chao, para Transporte
Ben Carson, para Vivienda

17,18 de enero

Andy Puzder, para Trabajo
Nikki Haley, para Embajadora ante Naciones Unidas


Deja un comentario