REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

Beijing.- Los avances tecnológicos han facilitado el servicio a clientes en los restaurantes, pero hasta ahora los clientes seguían siendo los encargados de decidir sobre su orden.

Ya no más. Un restaurante de una cadena de comida rápida en Beijing instaló una tecnología que escanea la cara de los comensales y, con esos datos, les sugiere un menú.

El sistema se estableció de manera experimental en un local de la cadena KFC ubicado en el barrio financiero de la ciudad, y comenzó a operar la semana pasada.

Fue desarrollado por el gigante tecnológico local Baidu, conocido en el país por sus servicios de búsqueda en internet, y que espera extender esa tecnología a otro tipo de comercios.

“Cuando un cliente entra en el restaurante, el sistema puede, según su cara, adivinar qué edad tiene, si es hombre o mujer, y analizar su carácter: si es abierto, si es tímido (…) de esta manera puede recomendar un determinado menú para él”, comentó a la agencia Efe el ingeniero de Baidu Qiao Shi.

La cadena, no obstante, no explicó qué menú le corresponde a cada tipo de persona pues, asegura, depende de muchos tipos de factores.

Por ejemplo, en una de las primeras pruebas, a un hombre de 30 años le sugirió uno económico y más bajo en calorías que los habituales en estos restaurantes de comida rápida, con sopa en lugar de hamburguesas.

Más tarde, una chica de 20 años a la que definió como “apasionada” le ofreció la posibilidad de un menú mucho más potente, con hamburguesa, alas de pollo, refresco y hasta un postre, si bien el cliente tiene la última palabra y puede optar por otras opciones.

No parece que KFC, la primera cadena de comida rápida que llegó a China, y que en 2017 cumple 30 años en este país, se fije en si los clientes tienen sobrepeso o no a la hora de ofrecerles uno y otro menú, ya que la inteligencia artificial por ahora no calcula su masa corporal.

El técnico de Baidu explicó que la compañía lleva varios años desarrollando esta tecnología de inteligencia artificial.

Según Qiao, este sistema ya es utilizado en bancos y aseguradoras de China, aunque en ese tipo de establecimientos por ahora no con el fin de ofrecer a los clientes determinados productos, sino más bien para confirmar su identidad o para tener estadísticas de sexo, edad y otros parámetros.

Sin embargo, pronto podrá aplicarse como consejero de clientes en tiendas de ropa, y en ese sentido la firma está ya en conversaciones con varias marcas y establecimientos.


Deja un comentario