REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

México.- A una semana de terminar su presidencia, Barack Obama acabó con una medida que incentivó la migración de Cuba a Estados Unidos durante décadas.

El Mandatario estadounidense anunció ayer el fin de la política «pies secos, pies mojados» por la que, durante más de 20 años, prácticamente todo cubano que alcanzara el territorio estadounidense podía quedarse de forma legal, mientras que aquellos interceptados en el mar eran regresados a la Isla.

Con esta medida se busca que los migrantes de Cuba dejen de ser tratados como refugiados políticos, aunque se mantendrán algunos beneficios como el otorgamiento de visas a residentes.

Obama destacó la medida como un esfuerzo más para normalizar las relaciones entre ambos países, labor que comenzó en 2014 y Donald Trump, cuya llegada es inminente a la Casa Blanca, ha prometido revertir.

«(Es) la mejor manera de garantizar que los cubanos pueden disfrutar de prosperidad, buscar reformas y determinar su propio destino», aseguró Obama según un comunicado.

Algunos republicanos criticaron que la decisión de Obama era una concesión más con el gobierno de los Castro, sin embargo, hasta ayer por la noche Trump no se había pronunciado sobre el cambio.

«Es probable que el presidente entrante acoja esta orden ejecutiva, ya que como candidato Trump había expresado sus objeciones a la política por resultar injusta para otros grupos de inmigrantes», afirmó a REFORMA Jorge Duany, experto en estudios cubanos de la Universidad de Florida.

La segunda decisión migratoria de peso fue la eliminación del programa conocido como Parole de Médicos Cubanos y que, desde su implementación en 2006, fue denunciado por Cuba como un «robo de cerebros», según el ahora fallecido Fidel Castro.

El programa, creado por el gobierno del republicano George W. Bush, incentivaba la deserción de médicos destinados en misiones fuera de Cuba al facilitar que solicitaran un permiso para ingresar en Estados Unidos en cualquier embajada norteamericana de un tercer país.

Por su parte, el gobierno cubano aplaudió la decisión de Obama, aunque pidió derogar por completo la Ley de Ajuste Cubano, que permite la residencia permanente a quienes ingresen de manera legal al país tras un año, así como el levantamiento del embargo económico.

La llegada de cubanos a Estados Unidos se ha disparado desde la normalización de relaciones.

En 2015, llegaron 43 mil 159 cubanos, 78 por ciento más que en 2014, y el año pasado fueron al menos 54 mil, la gran mayoría a través de la frontera con México.


Los comentarios están cerrados.