MAGALY ZEPEDA/NTRZACATECAS.COM
MAGALY ZEPEDA/NTRZACATECAS.COM

Fresnillo.- Debido a que los centros de acopio instalados en Fresnillo fueron insuficientes para cubrir la cantidad de frijol que se produjo esta temporada, la mayor parte de los campesinos decidieron venderlo al coyotaje.

Lo anterior debido a que las personas dedicadas a esta actividad ofrecían de uno a dos pesos más por cada kilogramo.

José Caldera Sánchez, enlace municipal de la Secretaría del Campo (Secampo) con el gobierno del estado, dio a conocer que este año sólo abrieron dos centros de acopio pertenecientes a las empresas Semillas Don Panchito y Emiliano Zapata Primero.

El primero se ubicó en la comunidad Rancho Grande, con una capacidad para acopiar 10 mil toneladas; mientras el segundo fue instalado en Milpillas de la Sierra, pero se desconoce la cantidad aprobada.

“Hubo centros de acopio que en años pasados no cumplían los requisitos de pago a tiempo y tuvimos la obligación de cerrarlos, pero a los 15 días de que pagaban, se abrían de nuevo”, agregó.

Ante ello, el trámite para permitir acopiar el producto fue más largo pues sólo se les daba autorización al comprobar que contaban con dinero suficiente para realizar los pagos.

Caldera Sánchez aseveró que no sólo se perdió la confianza por parte de los productores sino que también se desesperaron ante la tardanza de la instalación de los centros, lo cual provocó que prefirieran venderlo a los coyotes, ya que, incluso, ofrecen mejor precio.

“Muchos productores se fueron por la libre por el precio de media oreja, que llegó hasta 16 pesos, y decidieron venderlo mejor al coyote”, declaró.

Detalló que en las acopiadores el precio está en alrededor de 13.50 pesos por kilogramo, además del subsidio de 1.50 por parte de la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios (Aserca), pago que les llegará hasta dentro de un mes.


Los comentarios están cerrados.