REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

México.- Las ventas de la industria del refresco crecieron 3.8 por ciento en 2016, pese a la implementación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), de acuerdo con la consultoría KPMG.

De tal forma que el año anterior se reportaron ventas de alrededor 18 mil 824 millones de litros.

Si bien es cierto que en 2014, año en el que entró en vigor el IEPS, cayeron las ventas para posicionarse en 17 mil 404 millones de litros, al siguiente subieron a 18 mil 138 millones de litros.

De tal forma que el consumo de refresco en el País ha mantenido un crecimiento constante, pues fue de 0.3 por ciento cada año en el periodo de 2012 a 2016, lo cual se debe a que se ha convertido en un bien inelástico, destacó Óscar Silva socio líder del Global Strategy Group de KPMG en México.

“La demanda del consumidor mexicano es relativamente inelástica ante cambios en el precio, es decir, que aunque haya aumentos el precio busca alternativas para continuar consumiendo este producto”, explicó Silva.

Una de las estrategias de los consumidores para hacer frente al IEPS es que han preferido comprar presentaciones de mayor tamaño.

“La demanda del consumidor mexicano es relativamente inelástica ante cambios en el precio, es decir, que aunque haya aumentos el precio busca alternativas para continuar consumiendo este producto”, explicó Silva.

Por lo que de 2014 a 2016 el consumo de bebidas grandes, consideradas desde más de un litro hasta 2 litros creció 13.7 por ciento, y el rubro  de las presentaciones extra grandes, de más de 2 litros, subió 7.4 en ese mismo periodo.

Las presentaciones de hasta 450 mililitros sólo se incrementaron 1.8 por ciento, según datos de KPMG.

 


Los comentarios están cerrados.