REFORMA
REFORMA

México.- En 2016, las quejas que recibió Condusef por compras realizadas a través de internet con tarjetas bancarias crecieron 148 por ciento, al sumar más de 1.1 millón de reclamaciones, según datos del Buró de Entidades Financieras.

En 2015, la Condusef recibió 476 mil 409 quejas de este tipo.

El mayor incremento anual de quejas lo tuvieron Banco Inbursa ( 1,752 por ciento) y Banorte (1,501 por ciento).

Sin embargo, el 59 por ciento de las reclamaciones por comercio electrónico se distribuyó entre Banamex, Azteca y Santander, con 20.3, 20 y 18.7 por ciento del total de quejas, respectivamente.

A su vez, el mayor índice de reclamaciones lo tuvo Banco Azteca, con 4 mil 578 reclamaciones por cada 10 mil operaciones.

Los cargos no reconocidos y el robo de identidad fueron los principales motivos de queja, así como las compras en sitios web que desaparecen sin haber enviado al consumidor el producto que compró.

Los bancos abonaron en 2016, mil 42 millones de pesos a los clientes que presentaron quejas relacionadas con comercio electrónico, lo que significó 84 por ciento del total.

Las instituciones con mayor porcentaje de abono fueron Banorte (98 por ciento), Inbursa (90 por ciento) y Banregio (88 por ciento).

Julio César Vega, director general de la Asociación de Internet.mx, comentó que el organismo tiene conocimiento de estas cifras de Condusef y que muchas de estas quejas se derivan de delitos cometidos en el mundo físico.

Por ejemplo, la clonación de tarjetas bancarias en comercios donde estas se utilizaron como medio de pago.

«Esos datos (clonados) terminan usándose en internet en plataformas diseñadas por la delincuencia para causar desfalcos a los usuarios de las tarjetas de crédito», comentó.

Por otra parte, Cintya Martínez Maldonado, presidenta de la Asociación de Internet.mx, señaló que la Condusef necesita diferenciar mejor en las quejas por posible fraude, aquellas que son por inconformidad al recibir el producto comprado, de otras que efectivamente se relacionan con la delincuencia cibernética.

«Muchas veces aunque la queja tenga que ver con algo que no recibí (al comprar por internet) cuenta como fraude (en Condusef)», manifestó.


Los comentarios están cerrados.