REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

México.- Las protestas ciudadanas de rechazo al alza en el precio de los combustibles obligó al gobierno federal a frenar el nuevo gasolinazo programado a partir de mañana, consideró el diputado perredista Agustín Basave Benítez.

«Dio resultado la presión social, el que la ciudadanía se manifestara, protestara y exigiera revertir el gasolinazo, lo que a mí me da mucho gusto», sostuvo entrevistado tras participar en un foro por el Centenario de la Constitución.

El ex dirigente nacional del PRD reconoció que si bien varios partidos, entre ellos el suyo, pugnaron por echar atrás el aumento de hasta 24 por ciento en el precio de los combustibles que entró en vigor desde enero y por frenar el nuevo gasolinazo de febrero, se trata de un mérito de la sociedad.

«En el PRD pugnamos por revertir el gasolinazo, pero fue la presión social, hay que reconocerlo, fue la gente que salió a las calles, que protestó con todo el derecho y toda la razón del mundo, la que logró echarlo atrás», subrayó.

Basave advirtió, no obstante, que la medida de la Secretaría de Hacienda de postergar dos semanas el nuevo aumento de precios es un cálculo político del Gobierno federal.

«Ah, claro, por parte del Gobierno sí, habían dicho que no, que era imposible, que no podían dar macha atrás», dijo.

A su vez, el coordinador de los diputados federales del PRI, César Camacho, quien compartió el foro con Basave, sostuvo que la decisión de Hacienda está basada en el comportamiento de variables económicas internacionales que impactan en el precio de los combustibles.

«El precio de las gasolinas, a partir de su liberalización, entre otros factores, depende de la paridad peso-dólar y del valor en el mercado del petróleo, y concretamente de la gasolina, porque un importante volumen de la que se consume en México es importada», señaló en entrevista.

«La decisión de la Secretaría de Hacienda está absolutamente fundada en números, no es una decisión caprichosa, sujeta a cálculos de carácter político, es una medida de política financiera, conscientes como estamos, y yo me incluyo, del impacto que ha provocado esta medida en las finanzas domésticas de todos los mexicanos», añadió.


Los comentarios están cerrados.