REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

Ciudad de México.- Garganta y corazón estuvieron conectados en el cuerpo de Carlos Cuevas, quien enamoró con su voz al Lunario del Auditorio Nacional, este viernes por la noche.

En punto de las 21:25 horas, el cantante salió a escena para encontrarse con las palmas de los 500 asistentes que llenaron el lugar, según organizadores.

“Que esto que el otro… ¡salud… por el amor! Todos los que vengan acompañados se pueden tomar la mano, porque el amor es puro. Celebremos el mes del amor, con todo nuestro amor”, dijo el anfitrión de la velada tras las primeras canciones: “Un Bolero”, “Poquita Fe” y “Página Blanca”.

El público, adulto mayor en su mayoría, en pareja, se derritió cuando el intérprete ejecutó “Piel Canela” y “Bonita”, canciones iconos del bolero.

Ante tanta pasión derrochada por sus fanáticos, Cuevas decidió bajar del entablado para entrar en contacto con ellos. “No Me Vuelvo a Enamorar” e “Insensible”, de Juan Gabriel, marcaron su camino, en el que dejó rastros de canto a diestra y siniestra.

Poco antes de la medianoche, la estrella del show se despidió de su gente, la cual no lo dejaba ir a pesar de ya haber dado un par de temas fuera de lo programado.


Los comentarios están cerrados.