Alguien recomendó a Tello buscar un buen abogado, hasta que se cayó en la cuenta de que tiene dos, tres, muchos.


Los comentarios están cerrados.