STAFF | NTRZACATECAS.COM
STAFF | NTRZACATECAS.COM

Desastre

Todo indica que la anterior administración a cargo de Gilberto Dévora Hernández pasará a la historia como una de las peores de Fresnillo (con justa razón), ya que los malos manejos (tranzas) que se hicieron no dejan de salir.

Preocupados se encuentran muchos funcionarios de la actual administración, entre ellos el mismo alcalde, pues dicen los chismosos que nada de lo que haga logrará tapar el desastre administrativo y financiero que le heredaron (sería como intentar tapar el sol con un dedo).

Resulta que se tienen observaciones por más de 125 millones de pesos, correspondientes al Ejercicio Fiscal 2015 (prácticamente la cuarta parte del presupuesto de dicho año). Y, aunque los ex funcionarios por ley tenían derecho a subsanar, cuentan los chismosos que no pudieron solventar ni la mitad (¡ya les va andar!).

===

Finiquito

Dentro de tooodas las observaciones que se hicieron, figura el finiquito que recibió (ilegalmente, dicen) Jason Barker Mestas, actualmente subsecretario de Promoción y Atracción de Inversiones (¿cuáles?) de la Secretaría de Economía, mismo que fue de casi 300 mil pesos (suma que pidió para dejar de molestar).

Pero, además de ello, se detectó que Jason Barker Mestas, durante el tiempo que estuvo al frente de la Dirección de Desarrollo Económico del Municipio constituyó varias empresas (fantasmas), para convertirse en proveedor del ayuntamiento (¡que gandaya!), una de ellas estaba a nombre de un tal Gustavo García, quien declaró a la auditoría que conoció a Barker Mestas cuando le dio oportunidad de hacer sus prácticas profesionales en el ayuntamiento (¡Ay cosiii!).

Lo raro de esta empresa es que sólo prestaba sus servicios al Municipio y le surtía todo tipo de productos, desde plumas, alimentos, equipos de cómputo, es más, hasta pañales desechables para adultos (mismos que, por cierto, costaron 68 pesos cada uno).

====

Advertencia

Pero no sólo Barker Mestas abusó de su poder, pues el mismo ex alcalde Gilberto Dévora Hernández asignó obras a su contentillo, beneficiaba a sus allegados con sueldos más elevados de lo establecido en el tabulador, se compró fincas, entre otras tantas (tranzas) acciones.

Cuentan en los pasillos (de la presidencia, ya sabe) que nadie se imaginó que de todo lo que advirtió el diputado federal Benjamín (El Rey para Lady Charco) Medrano Quezada, se volvería una realidad.

Recordará, estimado lector, que cuando El Rey dejó el cargo de presidente municipal, hizo circo, maroma y teatro para que Gilberto Dévora Hernández no lo supliera y durante casi un año se la pasó advirtiendo del desastre que dejaría su sucesor (todos lo tiraron a loco).


Los comentarios están cerrados.